Hay varias razones por las que muchos niños desaparecen de sus hogares. Por ejemplo, si un niño peque-ño que está jugando se aleja y no sabe cómo regresar a casa, un adolescente atribulado que se escapa, un menor que es secuestrado, etc.
Las primeras 48 horas que siguen a la desaparición de un menor son las más críticas para encontrar y re-gresar al niño a su hogar, pero también pueden ser las más complicadas y caóticas.
Use esta lista de control durante esas primeras horas para ayudarse a hacer todo lo que pueda para au-mentar las posibilidades de recuperar a su hijo.

Prepárese con lo siguiente
• Informe de inmediato a la policía. Pida a los investigadores que registren a su hijo en el Archivo de Perso-nas Desaparecidas del Centro Nacional de Información sobre el Crimen (NCIC).

• Solicite que la policía emita un boletín de alerta. Averigüe si debe involucrar a la Oficina Federal de Inves-tigaciones (FBI) en la búsqueda del niño.

• No toque o saque nada de la habitación de su hijo o de su hogar. Recuerde que las ropas, sábanas, artí-culos personales, computadora e incluso la basura pueden contener pistas sobre el paradero de su hijo.

• Pida el nombre y número de teléfono del investigador policial asignado a su caso y guarde esta informa-ción en un lugar seguro y conveniente.

• Dé a los investigadores policiales todos los hechos y circunstancias relacionadas con la desaparición de su hijo.

• Escriba una descripción detallada de las ropas que vestía su hijo y de los artículos personales que tenía cuando desapareció. Incluya señas personales de identificación, como, cicatrices, tatuajes y marcas, que puedan ayudar a encontrar al niño.

• Haga una lista de amigos, conocidos y cualquiera que pueda tener información o pistas sobre el paradero de su hijo. Si es posible incluya números de teléfonos y direcciones.

• Reúna fotos recientes de su hijo, tanto a color como en blanco y negro. Haga copias de estas fotos para la policía, los medios de comunicación, el Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados (NCMEC) y otras organizaciones no lucrativas que le puedan ayudar con la búsqueda.

• Llame al NCMEC al 1-800-THE-LOST (800-843-5678) para pedir ayuda en la distribución de fotos.

• Designe a una persona para contestar el teléfono. Tenga un cuaderno junto al teléfono para que esta per-sona pueda anotar los nombres, números de teléfono y horas de la llamada, y toda información referida a la llamada.

• Cuide bien de su familia y de usted mismo, porque su hijo necesita que sean fuertes. Por difícil que sea la situación, tiene que descansar, comer alimentos nutritivos y hablar con alguien de sus emociones.

Para más información visite www.ncjrs.gov

Contenido Cortesía de Latino

 

Para más temas de interés visite: www.articulos.elclasificado.com
Díganos su opinión. Escriba a: [email protected] o llame al: 1(800) 242-2527

SHARE

Más artículos de interes