Nancy McBride, directora de seguridad nacional del Centro Nacional para Niños Perdidos y Abusados (National Center for Missing & Exploited Children), expresó que a la mayoría de los niños les resulta confuso este mensaje. Los niños generalmente describen a un “extraño” como alguien feo o malo. No piensan que las personas que se ven bien o amigables también pueden ser “extraños”. Si alguien le habla a su hijo o está alrededor de él más de una vez, esa persona pierde su calidad de persona “extraña”.Dígales en quién puede confiar

Si sus hijos están perdidos, pueden estar rodeados por muchos “extraños” quienes pueden ayudarlo si se les pide. De allí que es aconsejable que le explique a sus hijos sobre el tipo de personas a las que pueden acudir en caso de necesitar ayuda. Esto puede incluir a representantes de la ley uniformados u oficiales de seguridad, vendedores con etiqueta de identificación, el centro de información de un centro comercial, o una mujer con niños.

Consejos para los padres

• Platique con sus hijos desde una temprana edad acerca de la seguridad personal. Cualquier edad es buena para comenzar la enseñanza.
• Conozca las actividades y hábitos de los pequeños, y enséñelos a que consulten con usted si cambian de planes. Escúchelos sobre lo que les gusta y no les gusta. Establezca límites sobre los lugares y personas que pueden visitar, y las cosas que pueden hacer.
• Dígales que está bien decir NO.
• Los niños deben tener una persona adulta de confianza a quien llamar si están asustados o tienen una emergencia. Asegúrese de que se aprendan el número de teléfono de la casa y el de algún familiar o amigo de confianza.
• No los deje solos en centros comerciales, cines, salones de juegos de video o parques.
• Enséñeles a desconfiar de los adultos que quieren acercárseles para pedir ayuda o que les hacen señas.

• Recorra el camino hacia y desde la escuela con ellos, e indíqueles los lugares seguros a los cuales pueden acudir si alguien los sigue o necesitan ayuda. Muéstreles las rutas aceptables y dígales que eviten los atajos o zonas aisladas. Si sus hijos toman el autobús, visite la parada de autobús y asegúrese de que sepan qué transporte tomar.
• Los niños deben saber sus nombres completos, número telefónico y cómo usar el teléfono. Coloque su número de teléfono de oficina o celular en un lugar donde pueda ser visto por ellos y enséñeles en qué ocasiones deben llamar al 911.

En caso de emergencia

Mantenga una descripción completa de sus niños. Tómeles fotografías a color cada seis meses, guarde copias de sus huellas digitales y mantenga una muestra de sus ADN. Sepa dónde localizar el historial médico de sus hijos y pídale a su dentista que prepare y mantenga un esquema dental de los niños.

Para obtener más información visite www.missingkids.com o llame las 24 horas del día al 1-800-843-5678.

Información cortesía de Featurettes

SHARE

Más artículos de interes