Trastornos de conducta

Según la National Inhalant Prevention Coalition el uso experimental de los inhalantes empieza en la infancia, aproximadamente de 8 a 9 años de edad hasta la adolescencia. Las edades más frecuentes en las que se hace uso de inhalantes son al principio o al final de la adolescencia. Esto se debe en parte a que su efecto es rápido y de corta duración. Muchas veces los niños empiezan a usarlos por invitación o presión por parte de los compañeros de escuela y amigos, curiosidad e ignorancia de los efectos tóxicos e inseguridad personal. El uso de inhalantes a veces tiene una relación directa en el incremento de la delincuencia, los jóvenes se ven frecuentemente envueltos en actos delictivos, robos, asaltos, violencia, etc. 

Signos de uso

Los signos y síntomas pueden ser muy variados, dependiendo del tipo de sustancia química y de la cantidad inhalada o aspirada. Frecuentemente hay olor o aliento a sustancias químicas, irritación de nariz, labios o boca, enrojecimiento e irritación de la piel alrededor de la boca y nariz, manchas de sustancias químicas o pintura en la nariz, manos y/o en la ropa. Los trastornos de conducta y alteraciones de la personalidad más frecuentes son personalidad antisocial y depresión.

¿Qué hacer?

Algunos estudios realizados en años recientes demuestran que el uso de los tóxicos va en constante aumento, especialmente entre los jóvenes de 12 a 17 años de edad. Es importante que como padre se documente sobre el tema para que los discuta en su casa con sus hijos, quienes deben conocer las consecuencias de usar los tóxicos como drogas, los cuales van desde alteración del sistema nervioso hasta la muerte súbita debido a arritmias cardíacas, asfixia o un accidente cerebro-vascular.

Para más info visite https://www.inhalants.com o llame al (800)269-4237 (inglés)

Compartir

Más artículos de interes