Las festividades que se avecinan suelen traer de la mano no sólo alegrías y celebraciones, si no también muchas distracciones que pueden resultar en serios problemas. Los excesos a los que se prestan los ambientes festivos son muchos, pero en esta ocasión vamos a referirnos al exceso de distracción que puede poner en peligro a nuestros hijos.

 

La prisa de los compromisos y las compras navideñas puede hacer que nos distraigamos a la hora de elegir los regalos de nuestros hijos. La elección, que de por sí es difícil dadas las múltiples opciones que nos ofrece el mercado, no debe hacerse a la ligera. Para empezar, es importante recordar que el juego, es una actividad indispensable para ayudar a los niños en sus procesos de descubrimiento y aprendizaje del mundo que los rodea; partiendo de esa base, es recomendable elegir los juguetes teniendo en cuenta la edad de sus hijos y su seguridad.

Los juguetes son diseñados según la edad

Juguetes adecuados para cada edad
Los juegos didácticos adecuados para las diferentes edades pueden ser un buen regalo, ante todo, si cumplen con los requisitos de calidad y garantizan la seguridad de los pequeños. En ese sentido, son varias las precauciones que hay que tomar. Por ejemplo si el juguete está destinado a un niño menor de tres años, es indispensable verificar que su tamaño sea adecuado. Una pieza demasiado pequeña puede causar ahogamiento si el niño se la lleva a la boca y la traga.

 

En lo relacionado con los juguetes, las medidas de la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de Estados Unidos, CPSC, por sus siglas en inglés, incluyen estrictos límites en el contenido de plomo y el control de juguetes importados para garantizar que los productos peligrosos no lleguen a nuestro hogar. Sin embargo, sólo en el 2009 hubo en Estados Unidos más de 186 mil lesiones relacionadas con juguetes, en niños menores de 15 años. Por eso es importante recordar a los padres de familia la importancia de hacer compras seguras y de estar muy atentos a los juegos de sus hijos.

 

Seguridad ante todo
Entre las principales recomendaciones de la CPSC está elegir siempre juguetes adecuados para cada edad, prestar atención a las medidas de seguridad, por ejemplo, a la hora de elegir artículos deportivos o bicicletas, patines o motonetas, es indispensable adjuntar los equipos de protección indicados, ya sean cascos, guantes o rodilleras. Es importante además, que los niños tengan un lugar adecuado para sus juegos. No se debe permitir que los niños circulen en triciclos o bicicletas en áreas de tráfico vehicular permanente, o donde corran peligro de caer en piscinas, estanques o lagos.
Además, el hogar muchas veces puede presentar riesgos, si los niños deciden practicar sus juegos en cocinas o baños o incluso, en habitaciones con persianas o cordones.
Recuerde que las bicicletas y demás juguetes de montar, representan un riesgo constante de caídas y si la velocidad es excesiva, la caída puede ser mortal.

 

Préstele atención a su sentido común, todos hemos sido niños, y retire de circulación cualquier elemento que considere riesgoso para su hijo. Algo tan aparentemente inofensivo como un globo desinflado puede ocasionar un ahogamiento. Un imán pequeño puede generar lesiones graves así como las pilas o las baterías en caso de ser ingeridas.
El funcionamiento de aparatos eléctricos o recargables debe ser supervisado por los adultos. Los accidentes no llaman a la puerta, pero cuando llegan pueden ser fatales. Manténgalos fuera del alcance de sus hijos.

 

La Columna Vertebral
Un Servicio de La Red Hispana

SHARE

Más artículos de interes