asientos de seguridad

Hay numerosas lecciones que todo nuevo padre debe aprender para cuidar al recién nacido. Una de ellas es incluir conocimientos acerca de la seguridad en el vehículo. En él será transportado al bebé a su salida del hospital.

Tipos de asientos

Según la Administración Nacional de Seguridad del Tránsito en la Carretera (NHTSA) una encuesta reciente reveló que cerca del 73% de los dispositivos de seguridad para los niños no se utilizan adecuadamente. He aquí información sobre los tipos de asientos disponibles y cómo deben utilizarse.

Asientos / transportadores Son una combinación de asiento y transportador y por lo general sirven para transportar niños de hasta 20 libras de peso. Son convenientes porque se utilizan con una base de asiento de seguridad que permanece fija en el automóvil.

Asientos convertibles Se pueden utilizar desde que el niño nace hasta que pesa unas 40 libras. Pueden traer accesorios desmontables que lo achican para transportar al infante, por lo que se mantiene en el vehículo permanentemente. Aunque no cuentan con la conveniencia de la portabilidad de un transportador, no es necesario comprar otro asiento a medida que el niño crece.

Asiento elevado booster Van transformándose a medida que el niño crece y pueden usarse hasta que el pequeño tenga 8 años y cuando los cinturones de seguridad tradicionales no se ajusten adecuadamente a las dimensiones del niño.

¿Hacia delante o hacia atrás?

Algo muy importante que todo padre debe saber es cómo colocar el asiento para garantizar el máximo de seguridad.

Niños hasta 12 meses Muchos expertos coinciden en que el niño debe colocarse en el centro del asiento trasero del auto mirando hacia atrás. A esa tierna edad, el cuello del bebé es muy frágil y no puede soportar el peso de la cabeza. El asiento colocado hacia atrás permite una inclinación de hasta 45 grados y el apoyo adecuado del cuello del bebé.

De 1 a 4 años Cuando el niño va creciendo el asiento de seguridad podrá invertirse a la posición frontal. Los arneses y cierres de seguridad deben colocarse por encima de los hombros del niño. Debe mantenerse en el centro del asiento trasero del automóvil para garantizar su seguridad.

Mayores de 4 años Los niños de esta edad deben ir en el asiento trasero del vehículo, pero no esencialmente en el centro del mismo. Los asientos elevados booster se pueden usar con los cinturones de seguridad del hombro y el regazo atados firmemente, para que el niño no tenga oportunidad de salirse del mismo.

Consejos importantes

Cuando los asientos de seguridad se utilizan correctamente mantienen seguro al niño durante el viaje. Recuerde seguir las instrucciones en el momento de instalar el asiento. Compruebe que el niño esté debidamente sujeto con las correas del asiento. Nunca coloque un asiento de seguridad frente a una bolsa de aire activa.

Información cortesía de Contexto Latino

Compartir

Más artículos de interes