Tome nota sobre el primer día

A rasgos generales podemos decir que los estudiantes se encontrarán con una nueva aula decorada según el curso que vayan a desarrollar. El maestro se presentará e indicará las labores a realizar durante el curso escolar y seguramente una lista con el material y los libros que necesitan adquirir. Algunos profesores dan la oportunidad a los alumnos de presentarse al resto de la clase.

Los pequeños también tendrán que escuchar todas las normas implementadas: levantar la mano para hacer una pregunta, cuándo ir al baño, a qué hora son los recreos, tareas escolares a desarrollar en la casa, etc.

Si los alumnos comienzan la enseñanza media (middle school) se encontrarán con la novedad de tener que cambiar de clases, dependiendo de la asignatura. Además se encontrarán con las cajas de seguridad (lockers) por lo que deberán de recordar la contraseña o número secreto y saber qué está permitido almacenar en estos espacios. Estas novedades pueden resultar algo confusas los primeros días, por lo que es adecuado que informe a su hijo para evitar sorpresas.

El papel a desarrollar por los padres

Los padres deben seguir de cerca la educación de sus hijos. Es indispensable que pregunten cada día a los pequeños qué aprendieron, qué labores desarrollaron, el nombre de amigos y compañeros, etc. También han de estar atentos a las tareas a realizar en la casa. Por lo general los alumnos deben apuntar diariamente en su libro de notas los deberes para el día siguiente. Pida a su hijo que le enseñe estas anotaciones y supervise que las realice hasta que él mismo se acostumbre a esta rutina. Se necesita que los padres estén más involucrados en la escuela. Ello crea una sensación de apoyo y atención al estudiante. Comuníquese con el maestro al menos cada trimestre. No sólo el rendimiento académico es importante, sino también su comportamiento. La actitud del alumno frente a las reglas y compañeros de escuela determinará la forma de actuar en sociedad (respeto a las leyes y a otros individuos). Si surge cualquier problema acuda al consejero del centro para que lo asesore.

Consejos imprescindibles para un buen rendimiento

• Pequeños y jóvenes deben dormir ocho horas o más.
• Con desayuno saludable, completo y energético se enfrentarán con mayor fuerza a sus retos académicos.
• Motivación: inculque el gusto por la escuela e insista que en caso de no entender algo en la clase, alce la mano y pregunte sus dudas.

Compartir

Más artículos de interes