Los padres son la principal herramienta para que sus hijos tengan éxito en la escuela. Estos consejos les servirán para ser parte activa de ese objetivo 

Hay ocasiones en que el rendimiento escolar de los niños no es el mejor; se distraen, no hacen las tareas o tienen varias ausencias que afectan sus calificaciones. 

Lo cierto es que sin la participación de los padres, estos niños rara vez mejoran su desempeño. Los siguientes consejos le servirán a los padres para que sus hijos puedan tener éxito en la escuela.

1. Limite el tiempo que sus hijos pasan frente a la pantalla: Según las estadísticas los niños de 8 a 18 años de edad pasan alrededor de 7 horas al día frente a una pantalla (computadoras, teléfonos celulares, tabletas y/o videojuegos, entre otros). Seguramente, como padre, le gustaría poner límites para prevenir efectos negativos en la salud (como sobrepeso e insomnio) y en su desempeño escolar. 

2. Ayude a prevenir el ciberacoso: En la actualidad el acoso o “bullying” ya no se limita a los recreos o la parada de autobús; el uso masivo de internet y la tecnología al alcance de todos ha provocado una nueva fuente de preocupación para los padres: el ciberacoso o “bullying” cibernético.

3. Sepa qué hacer si su hijo no quiere ir a la escuela: no es poco común que un niño pase por una temporada en la que no quiere ir a la escuela, pero si esto se transforma en algo constante, tal vez sea hora de pedir ayuda y evaluar la causa de este comportamiento, que, en algunos casos podría deberse a un problema que podría necesitar ayuda especializada. Si cree que este puede ser su caso, pida ayuda en la escuela.

4. Apoye a su hijo con las tareas escolares: está comprobado que los niños tienen más éxito en la escuela cuando la familia los apoya y se involucra con su educación; ya sea participando en las actividades de la escuela, manteniendo contacto constante con los maestros de sus hijos y ayudándoles con sus tareas. 

5. Sepa qué hacer si tiene un hijo con un trastorno de aprendizaje: a veces ocurre que un niño que aparentemente no tiene tiene ningún problema y se comporta adecuadamente en clases, aún tiene dificultades para entender ciertas materias o concentrarse. Si le preocupa que su hijo se pueda estar atrasando en la escuela sin existir una causa aparente, tal vez sea prudente evaluar y descartar algún tipo de trastorno de aprendizaje, como la dislexia o el déficit de atención. EC

Para más información, visite https://www2.ed.gov/espanol/parents/academic/hyc-esp.html

cortesía de PR Newswire

Más artículos de interes