Según la Federación Nacional de Comercio Minorista (National Retail Federation) la familia estadounidense promedio gasta $385 en artículos escolares para estudiantes de educación primaria, la mayor parte en ropa, aparatos electrónicos, zapatos y útiles escolares.

Este año, cuando más familias sienten la presión los estragos de una economía difícil, es simplemente imposible gastar ésa cantidad de dinero. Por eso, a continuación le ofrecemos algunos consejos simples que le ayudarán a ahorrar tiempo y dinero.

Apunte estas sugerencias
Haga una lista de lo que su hijo necesita. Según una encuesta realizada por Healthtex Children’s Clothes y Trone, Inc., el 39 por ciento de los padres no hacen una lista de los artículos que necesitan para el regreso a clases y terminan comprando cosas innecesarias. Anote en un papel lo que a su hijo no le piden en la escuela, como por ejemplo ropa o zapatos deportivos, y luego, agregue lo que sí es requerido para ir a clases, como los cuadernos y los bolígrafos. Cuando tenga la lista completa, sígala al pie de la letra.

Elabore un presupuesto. Un 45 por ciento de los padres no hacen un presupuesto para comprar artículos escolares. Use su lista para saber lo que realmente necesita, y evalúe su presupuesto para determinar cuánto puede gastar. Convierta la búsqueda de los precios más bajos en una divertida actividad familiar, y entregue un pequeño premio a la persona que ahorre más dinero.

Compare precios con la ropa. Uno de los principales gastos para el regreso a la escuela es la ropa nueva. Comprar en las liquidaciones de verano puede ser una forma ideal para conseguir buenas ofertas en la ropa que necesita. Al crecer, a los niños les quedará pequeña una camisa de $40 tan rápido como una de $10, así que tenga en cuenta la asequibilidad y la durabilidad. Compre ropa con estilo, duradera, apropiada para la edad del niño y que sea económica.

Busque ahorros adicionales. Compre artículos escolares como cuadernos, papel, bolígrafos, carpetas, tijeras y pegamento en grandes cantidades, yendo a las ventas de bodega; o consígalos cuando estén disponibles en las tiendas de un dólar. Independientemente de si compra por Internet o en la tienda, use cupones de descuento.

Revise lo que tiene en casa antes de ir a la tienda. Antes de salir por la puerta, “haga compras” dentro de su casa. Le sorprenderá todo lo que hay en los cajones y en su armario. Probablemente encontrará bolígrafos y cuadernos que compró hace tiempo, y que luego de guardarlos los dejó olvidados.

Información cortesía de ARAcontent

SHARE

Más artículos de interes