“Escucha a los taponcitos amistosos” es la campaña en inglés y en español que provee información sobre cómo reducir los riesgos que trae el uso indebido de los audífonos. Esta información, así como juegos y herramientas para padres y maestros, se pueden encontrar en el sitio Web: www.espanol.listentoyourbuds.org

Conozca las posibles consecuencias
“Nuestro oído capta el sonido, lo canaliza, atraviesa un pequeño mecanismo y llega al oído interno que es un órgano enroscado de manera similar a la caparazón de un caracol. Este órgano se llama la cóclea. Dentro de la cóclea hay células ciliadas que son las que verdaderamente nos permiten oír; son responsables de hacer que el sonido suba hasta el cerebro donde éste lo registra y esto nos permite, por ejemplo, comprender lo que la gente dice, o nos permite escuchar y apreciar la música”, explica el especialista en audición Brian Fligor. Según el experto, la sobreestimulación de estas células ciliadas con sonidos muy fuertes durante demasiado tiempo y demasiadas veces, causa que éstas se ladeen. Si esto sucede demasiadas veces, las células morirán y dejarán de contribuir al proceso de audición.

Con la creciente popularidad de los reproductores MP3, millones de adultos y niños en todo el país encaran un nuevo riesgo de pérdida de audición debido al ruido. Usar audífonos a alto volumen o durante largo tiempo puede tener como resultado la pérdida permanente de la audición. Esta pérdida puede ocurrir gradualmente y sin dolor, y a veces no se puede detectar sino hasta que es demasiado tarde, asegura la campaña. Pero existen medidas de prevención para reducir las pérdidas auditivas en jóvenes que recién empiezan a usar reproductores de música portátiles y aparatos similares.

Pasos sencillos de prevención
Hay demasiado ruido si…
• Hay que levantar la voz para ser oído.
• Hay dificultad en entender a alguien que está a poca distancia.
• Experimenta dolor, silbido o zumbido en el oído luego de escuchar sonidos fuertes.
• La conversación suena amortiguada o apagada luego de escuchar el ruido.

Siga estas recomendaciones preventivas:
• Evite y limite los períodos de exposición al ruido.
• ¡Evite el ruido! No compre electrodomésticos, equipos ni juguetes ruidosos.
• No se ponga objetos en los oídos tales como los bastoncillos de algodón.
• ¡Baje el volumen de su aparato reproductor!
• Use protectores auditivos, como los tapones hechos especialmente con este propósito y las orejeras.
• Consulte a un profesional de la Asociación Americana del Habla y la Audición llamando al 1-800-638-8255.

Información cortesía de ConCiencia

¿Comentarios? Escriba a: [email protected] o llame al: 1(800) 242-2527.

SHARE

Más artículos de interes