Regresar a los salones de clases después de las merecidas vacaciones escolares es signo de que se acerca el fin de la temporada de verano y de los largos días donde los niños y jóvenes podían disfrutar hasta tarde de los juegos al aire libre; también es señal de que deberán retomar el hábito de ir a dormir temprano para levantarse temprano.

Por tal motivo, la Academia Americana de Medicina del Sueño (AASM) sugiere a los padres que aconsejen a sus hijos sobre la necesidad de retomar el hábito de irse a la cama temprano para dormir y descansar las horas necesarias.

La falta de sueño
El pasado mes de junio se llevó a cabo la reunión anual de la AASM, donde destacaron entre otras cosas que los jóvenes que se van a dormir tarde durante los días de clase y fines de semana tienen un desempeño pobre, debido a que durante los fines de semana se levantan más tarde de lo que su reloj biológico indica y los días de clases, obligan al organismo a asumir otra rutina.

Buenas (y descansadas) noches…

La AASM aconseja que los padres enseñen a sus hijos los siguientes puntos:
– Establecer y mantener una rutina regular de la hora en que tiene que ir a dormir.

– Crear un ambiente relajante cuando sea hora de ir a la cama.

– Procurar dormir durante toda la noche.

– Antes de ir a dormir, evitar ingerir comidas o bebidas que contengan cafeína, así como medicinas que tengan ingredientes estimulantes.

– No permanecer despierto hasta altas horas de la noche para estudiar o hacer la tarea escolar. En caso de que las actividades después de la escuela tomen la mayor parte del tiempo del estudiante, debe considerar disminuirlas.

– No irse a la cama con hambre, pero tampoco excederse con la comida.

– Evitar cualquier ejercicio que demande mucha energía, por lo menos seis horas antes de ir a dormir.

– Hacer de su habitación un lugar tranquilo, oscuro y con una temperatura agradable.

– Considere mantener fuera de la habitación tanto la computadora como el televisor.

– Levantarse a la misma hora todos los días.

Si usted sospecha que su hijo pudiera tener problemas para dormir, lo recomendable es que consulte con su pediatra o un especialista.

La AASM es una organización de profesionales dedicada al avance de la medicina en materia de sueño e investigaciones relacionadas a éste.

Si desea más información visite www.aasmnet.org

Compartir

Más artículos de interes