Si no se detecta pronto, los niños con altos niveles de plomo en el cuerpo pueden sufrir daño cerebral y en el sistema nervioso,  tener problemas de comportamiento y aprendizaje (como la hiperactividad), retraso en el crecimiento, problemas de audición y comportamiento agresivo.

Las personas puedes ser expuestas al plomo cuando se desprenden partículas o polvo proveniente del deterioro de la pintura a base de plomo que era utilizada antes de esa fecha, pero aún puede seguir presente en ventanas viejas, puertas y marcos, o paredes. El peligro aumenta cuando se hacen trabajos de renovación, reparación o pintura que hacen que la pintura se despegue o se pele.

Los niños son más sensibles porque en relación con su peso o tamaño el nivel de plomo representa un mayor peligro, además de que sus efectos son más dramáticos porque dejan secuelas en su desarrollo que son irreversibles. Los infantes pueden ser expuestos al envenenamiento si ingieren o aspiran polvo que contiene plomo, o si se acumula en sus dedos, juguetes o ropas.

Según Steve Owens, Sub-Administrador de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (U.S. Environmental Protection Agency, EPA), “Los padres pueden proteger a sus niños de la exposición a la pintura con plomo tóxico empleando a un contratista capacitado en relación con los peligros del plomo, si viven en una casa más vieja y planean hacer remodelaciones o reparaciones”. Sin embargo, la encuesta arrojó que solo un tercio de los padres piensan que la contaminación por plomo pudiese ser un peligro para sus niños.

Ayuda disponible
Una nueva encuesta nacional ha revelado que el envenenamiento por plomo en los hogares no es una de las mayores preocupaciones para los padres, tal vez porque resulta difícil detectarlo a simple vista. Sin embargo, más de un millón de niños están afectados por las consecuencias de haber sido expuestos al plomo en sus casas, en la escuela y en cualquier otro ambiente donde hayan sido usados materiales que contengan plomo, como las construcciones anteriores a 1978.

Si usted no está seguro de si su vivienda pudiese constituir un peligro para sus hijos y usted, puede hacerla revisar por un experto. Según Ron Sims, Subsecretario del U.S. Department of Housing and Urban Development (HUD), “hay aproximadamente 38 millones de hogares en los EE.UU. que todavía contienen pintura a base de plomo, por lo que es importante conocer la antigüedad de su vivienda y hacerla analizar si es que se construyó antes de 1978”.

Si desea más información sobre cómo prevenir el envenenamiento por plomo, puede visitar la página web de la Coalición para Eliminar el Envenenamiento Producido por el Plomo, la cual agrupa las acciones de las principales agencias involucradas en la erradicación de este problema, en la siguiente dirección: https://www.leadfreekids.org/espanol o puede llamar gratis al 1-800-424-LEAD, donde puede obtener información sobre dónde se puede encontrar el plomo en su vivienda, cómo proteger a sus hijos y cómo detectar los síntomas si algún miembro de su familia resulta afectado.

Dirija sus comentarios a [email protected].

SHARE

Más artículos de interes