Hay chantajistas profesionales que usan las redes sociales para pedir favores sexuales a las jóvenes. Ayúdelas a protegers. 

 

Redacción EC

Los jóvenes están pasando mucho tiempo en las redes sociales para comunicarse con sus amigos, pero cuidado porque estos sitios también son frecuentemente utilizados para la extorsión sexual.

En el estado de Alabama, Christopher Patrick Gunn, de 31 años de edad, fue sentenciado en enero de 2013 a 35 años en prisión por producir pornografía infantil mediante un esquema masivo de extorsión sexual por internet.

Por medio de las redes sociales y usando una identidad falsa, Gunn engañó a cientos de adolescentes hasta lograr tener conversaciones amistosas que le permitían pedirles detalles íntimos y comprometedores. Una vez que recibía lo que buscaba, amenazaba a las jóvenes con destruir su reputación mediante la publicación de imágenes, videos y cualquier tipo de correspondencia intercambiada si no aceptaban cumplir con sus demandas sexuales a través de la web.

Para ganarse la confianza de sus víctimas, Gunn usó principalmente estos dos métodos:

El truco del nuevo chico del barrio. El delincuente creó un perfil falso en Facebook haciéndose pasar por un joven adolescente que buscaba hacer amigos nuevos. Una vez que establecía confianza, comenzaba a pedirles cosas.

El truco de Justin Bieber. Gunn se hacía pasar por la estrella de pop y hasta les ofrecía a sus víctimas boletos gratis para asistir a sus conciertos y camerinos a cambio de fotos comprometedoras.

“Una vez que empezaba, él sabía todo sobre las niñas: los nombres de sus amigos, sus escuelas, los nombres de sus padres, era como un guión”, dijo Erik Doell, Agente Especial del FBI. Por más de dos años, este criminal usó estas tácticas para hacer caer a cientos de jóvenes.

El FBI ofrece las siguientes precauciones para evitar caer en la extorsión sexual:

• Ten en cuenta que el software antivirus de tu computadora no es una garantía contra intrusos.

• Apaga tu computadora cuando no la estés utilizando.

• Cubre la cámara web cuando no esté en uso.

• No abras archivos adjuntos sin conocer a la persona que los está enviando.

• Está bien sospechar. Si recibes un mensaje de tu madre con un archivo adjunto a las 3 a.m., tal vez el mensaje no viene realmente de tu madre.

Si estás recibiendo amenazas de extorsión por internet, no tengas miedo de hablar con alguien de confianza y contacta al FBI de inmediato (https://www.fbi.gov/espanol/contactar).

Más artículos de interes