Descubra como unas simples medidas de seguridad pueden ayudar a salvar la vida de los infantes.

La asfixia entre los bebés se puede prevenir

 

Redacción EC

Una costumbre muy arraigada entre los padres de familia hispanos es dejar que sus bebés duerman junto a ellos, pero el número de fatalidades por asfixia entre los infantes deja una trágica enseñanza de que esa práctica es muy peligrosa.

Sin embargo, cada cinco días en el Condado de Los Angeles un bebé se asfixia mientras duerme, lo que significa que el dormir de forma insegura y compartir la cama con un bebé es la causa principal de muerte infantil prevenible en el condado.

Los bebés menores de 1 año tienen el mayor riesgo de asfixia debido a que sus cuerpos aún están en desarrollo. Durante los primeros tres a cuatro meses, los bebés sólo pueden respirar por la nariz y no tienen la fuerza necesaria para mover la cabeza. Cuando la nariz del bebé se presiona contra un objeto, como un muñeco de peluche, un cojín o incluso contra el brazo de uno de los padres mientras duerme con ellos en la cama, se aplasta al no tener cartílago; esto ocasiona que deje de respirar inmediatamente.

Tome las siguientes precauciones para evitar un caso de asfixia:

• La Academia Americana de Pediatría recomienda compartir  una habitación –no una cama– con un bebé, y mantener las cunas vacías, libres de cobijas y objetos blandos.

• Las madres siempre deben acostar a su bebé en una cuna o moisés después de amamantarlo.

• Acueste al bebé a dormir en una cuna o moisés que tenga un colchón firme. Las cunas portátiles, como las “Pack ‘n Play” (corralitos infantiles) son una buena alternativa.

• Dele al bebé espacio para respirar. No ponga almohadas, protectores alrededor de la cuna, cobijas o juguetes. Tan solo un objeto representa riesgo de asfixia.

• Coloque al bebé a dormir boca arriba en la noche y durante las siestas, en una cuna o moisés que esté libres de objetos hasta que cumpla su primer año.

Otros lugares inseguros para dormir incluyen sofás, sillones reclinables y sillas. En este tipo de situaciones, un bebé puede deslizarse hacia abajo entre un adulto y el lado de una silla o un sofá, quedar fácilmente atrapado en una esquina o entre los cojines o acomodarse en una posición insegura.

Recuerde que la prevención puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.

EC

 

Para más información visite SafeSleepForBaby.com

Más artículos de interes