Citas peligrosas

Los adolescentes siempre están ansiosos de vivir nuevas experiencias y conocer nuevos amigos sin pensar en los peligros que eso conlleva. Así, las estadísticas muestran que hay un mayor de número violaciones entre las jóvenes menores de 20 años que las que sobrepasan esta edad.
En los últimos años han proliferado los casos denominados en inglés como “date rape”, esto es, encuentros que en un principio parecen inocentes pero que terminan con actos sexuales sin el consentimiento de alguna de las partes.

Lamentablemente muchos jóvenes de ambos sexos no denuncian estos abusos confundidos por un sentimiento de culpabilidad o no querer denunciar al que cometió el crimen por ser un conocido de la escuela o del entorno familiar. Hay que educar a los adolescentes que el hecho de acceder a una cita no significa que consientan a tener relaciones sexuales con ella y que todos los casos deben ser denunciados a la policía.

En ocasiones los acosadores utilizan drogas que mezclan en ciertas bebidas para que las víctimas beban y no posean la suficiente fuerza física para defenderse del acoso. En la mayoría de las ocasiones estas drogas no varían el color de las bebidas y no tienen un sabor particular, por lo que se consumen sin saber. Tres de estas drogas son:

• Ácido gamma hidroxybutírico (GHB)
• Flunitracepan
• Clorhidrato de ketamina

¡Protégete!

• Cuando alternes no aceptes bebidas de extraños
• Abre latas de bebidas tú mismo
• Mantén tu bebida contigo todo el tiempo (incluso cuando vayas al baño)
• No compartas bebidas
• No bebas líquidos que se compartan en bowls, como ponches, sangrías y similares
• No bebas nada que tenga un sabor o color extraño (a veces GHB sabe salado)
• Hazte acompañar por amigos que no beben EC
 
 
 

SHARE

Más artículos de interes