Muchos padres tratan de prevenir a sus hijos sobre el uso y abuso de drogas ilícitas sin que se les ocurra pensar que las que tienen en casa son tan peligrosas como las drogas que se consiguen en las calles. Según el estudio, tres de los analgésicos más usados por los jóvenes hoy día son el Vicodin, el OxiContin y el Percudan, seguidos por los jarabes para la tos que se consiguen sin receta médica.

¿Por qué las consumen?
Los jóvenes abusan de estos medicamentos para experimentar efectos similares a la euforia, sensación de bienestar, felicidad, tendencia al optimismo y exaltación. Su consumo radica en su fácil acceso y la creencia errónea de que como son medicamentos no les causarán gran daño. Lo cierto es que su uso sin la debida supervisión médica pueden causarles, entre otros problemas, palpitaciones aceleradas del corazón, alta presión, serios daños a los órganos vitales, dificultad respiratoria, estremecimientos y otras condiciones de fatales consecuencias.

¿Qué pueden hacer los padres?
Los padres deben informarse sobre los medicamentos que se venden con o sin receta y los riesgos de tomar estas medicinas sin supervisión médica. Además:

  • Hable con sus hijos sobre las drogas, no sólo las ilícitas sino también las que podría parecer inofensivas como las medicinas recetadas, ya que éstas también son adictivas y pueden tener graves consecuencias.
  • Como padre dé un buen ejemplo y usted mismo no abuse de estas sustancias. Si toma medicinas, siga las instrucciones del doctor. Por otro lado, involúcrese en los detalles de la vida de sus hijos. Mientras más conozca sus intereses y se comunique con ellos, más será capaz de mantenerlo sano y libre del consumo de drogas.
  • Mantenga todo medicamento fuera del alcance de sus hijos en el hogar y en casa de los familiares que sus hijos visitan con frecuencia, como en la casa de sus abuelos, sus tíos, etc.
  • Si le sobran medicamentos recetados que haya usado, no los guarde, tírelos a la basura.
  • Vigile los lugares que visitan sus hijos adolescentes en el Internet. Lamentablemente comprar este tipo de drogas sin receta puede ser tan fácil como comprar un libro o un CD.

Para más información sobre cómo prevenir que tu hijo adolescente consuma estas y otras drogas, visite el sitio en la Internet Partnership for a Drug-Free America www.drugfree.org o llama gratis y en español a la Línea de Ayuda de La Red Hispana al 1-800-473-3003.

Información cortesía de Marangely Rodríguez para La Columna Vertebral

Compartir

Más artículos de interes