“Lo que es genial sobre este tratamiento es que reduce la duración y severidad de la diarrea”, dijo Eric Swelberg, director de Salud y Nutrición para la organización sin fines de lucro Save the Children.

Desde Mali, una de las naciones del oeste africano más pobres del mundo y donde cada año mueren 90,000 niños como consecuencia de la diarrea, Swelberg agregó que se trata de una medida bastante barata: menos de 40 centavos por cada tratamiento que debe ser administrado cada diez días.

Por muchos años las soluciones orales han estado disponibles para hidratar a los niños pequeños cuando sufren de diarrea, pero según Swelberg, éstas no han sido consideradas tratamiento por un simple motivo: “las soluciones orales a base de sal y azúcar rehidratan el agua perdida en el cuerpo durante la diarrea”, pero no la tratan ni la previenen.

“El zinc es un tratamiento porque refuerza el sistema inmune y realmente reduce la duración de la diarrea, así como previene su aparición en los próximos dos o tres meses”, dijo.

Esto es especialmente importante en los niños menores de cinco años, cuyo sistema inmune no es muy fuerte y, en consecuencia, son más propensos a sucumbir ante la diarrea; en los casos más serios, incluso morir a causa de ella.

La organización busca informar a la comunidad de salud internacional –médicos, enfermeras y promotores de salud— sobre este nuevo tratamiento y alentar su uso, sobre todo en los países en donde la diarrea continúa siendo la segunda cause de muerte en los niños pequeños. Países en Latinoamérica, Asia y África encabezan la lista.

“No tiene que ser así, porque tenemos estas medidas de salud a bajo costo, como el zinc, que pueden tratar la diarrea”, dijo Swelberg.

Si bien la diarrea no es considerada un problema grave entre los niños de Estados Unidos, las tabletas de zinc se hallan a la venta sin receta médica en farmacias locales a través de todo el país.

Información proporcionada por ConCiencia News

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes