Estos insecto son fundamentales para que la cosecha de California siga siendo la número uno a nivel mundial

Redacción EC | 8 de marzo de 2013

California es el mayor productor mundial de almendras con un presencia en el condado de Kern, con la visita esperada cada año de millones de abejas de todo el país con la misión fija de polinizar los huertos de almendros.

“Es el momento más emocionante del año, porque cuando estás de pie en el huerto y se pueden oír las abejas en los árboles da mucha sensación de alegría”, dijo Gordon Wardell, experto en abejas de la empresa Paramount Farming.

Paramount contrató a su propio experto para asegurarse de que tienen suficientes abejas para la polinización y que sean saludables. “Cada una de las flores va a producir una almendra si una abeja la visita. Si no hay abejas no hay frutos”.

Wardell le dijo al canal ABC 23 que hay 780.000 hectáreas de árboles frutales en California solamente. Eso significa que más de un millón de colmenas de abejas son necesarias para la polinización y que hay 30.000 abejas en cada colmena. Es una industria que ha crecido al ritmo de dos millones de libras de almendras al año, por lo que los productores deben prepararse para comprar sus abejas antes de tiempo.

“Empezamos a ponernos de acuerdo sobre los contratos y los precios en el otoño”, explicó Don Davis, Presidente de la corporación Alina Farms. “Si alguien se olvidó de conseguir las abejas no tendrán cultivo”.

Davis es propietaria de 800 hectáreas de huertos y Paramount Farming Inc. posee 46.000 hectáreas. “Así que necesitamos traer entre 91.000 a 92.000 colonias para la polinización de nuestros cultivos”, dijo Wardell.

Wardell también dijo que ha sido un año difícil para las abejas por la escasez y las enfermedades que afectan a esas especies en el medio oeste. Sin embargo, los agricultores y expertos están haciendo lo que pueden para asegurarse de que tienen suficientes insectos abejas para los próximos años.

“Realmente no sabemos lo que está pasando pero estamos trabajando en ello”, dijo Wardell. “Sería devastador no sólo para las almendras sino para todo el suministro de alimentos si faltan las abejas”, dijo Davis.

El período de floración y polinización sólo dura unas pocas semanas. Las almendras maduran durante el verano. Los agricultores deben comenzar a recoger sus cosechas, en agosto. EC

Más artículos de interes