Cómo obtener una orden judicial de protección
La manera más rápida de obtener ayuda legal es obtener una orden judicial de protección; o sea, un aviso legal, dictaminado por la corte, que requiere que el abusador cese en su violencia y abuso. La orden de protección se puede adaptar a sus necesidades específicas. Por ejemplo, puede ordenar al abusador que se mantenga alejado de usted e impedirle que se ponga en contacto con usted por teléfono, correo, correo electrónico, fax o a través de terceros. Puede forzar al abusador a que se mude de su casa y a darle a usted el derecho exclusivo del automóvil. La corte puede otorgarle la custodia temporal de los niños a usted, además de otorgarle manutención de los hijos y manutención del cónyuge, entre otras cosas. La policía puede arrestar y encarcelar al abusador si viola esta orden.

Para obtener una orden judicial de protección llame al procurador local del estado o del distrito donde vive o dígale a la policía que desea uno. Le dirán con quién debe comunicarse. Tendrá que ir a la corte. En la corte, el juez necesita convencerse de que usted ha sido amenazada con violencia o de que ha sufrido abuso. Los testigos, inclusive los agentes de policía, pueden ayudar a su caso. Según como sean las leyes de su estado y de cómo la aplica la corte, la evidencia física también pueden ayudar, pero no es necesaria.

Busque un abogado
Muchas asociaciones de abogados del estado, el condado y la ciudad cuentan con servicios de referencias e información. Estos programas pueden darle información sobre el sistema legal y recomendarle un abogado privado con experiencia en leyes de familia. Busque en la guía telefónica bajo el nombre de la asociación de abogados o en las páginas amarillas bajo “lawyer referral services” (servicios de recomendación de abogados) o visite www.abanet.org/legalservices/public.html.

Según sus ingresos, podría tener derecho a recibir servicios legales gratuitos o de bajo costo. Averigüe en la asociación de abogados de su zona, busque en las páginas amarillas bajo “legal aid” (ayuda legal), “legal assistance” (asistencia legal) o “legal services” (servicios de abogados).

Adónde llamar para pedir ayuda
Ante una situación de crisis, llame al 911 o a la policía. También puede comunicarse a las siguientes organizaciones:
• Línea Abierta Nacional para la Violencia Doméstica: 1-800-799-SAFE o si tiene problemas auditivos marque 1-800-787-3224.
• La Coalición Nacional Contra la Violencia Doméstica: (303) 839-1852 ó www.ncadv.org.
• Paz Sobre la Violencia, línea de crisis las 24 horas en el Condado de Los Angeles: (626) 793-3385, (310) 392-8381 y (213) 626-3393.

Información cortesía de la American Bar Association

Esta columna no pretende sustituir los consejos y ayuda legal que sólo un experto en la materia puede brindar.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes