Un médico especialista despeja algunas dudas de la endometriosis, una enfermedad que afecta a más de 6.5 millones de mujeres en EE. UU.

Se estima que al menos el 11% de las mujeres en los Estados Unidos entre las edades de 15 y 44 tienen endometriosis. Especialmente común entre las mujeres de entre 30 y 40 años, puede dificultar el embarazo, lo que puede causar infertilidad. El obstetra y experto en salud materna, el Dr. Alan Lindemann desmitifica la enfermedad y responde a las preguntas más comunes de las mujeres.

¿Cómo se activa en el cuerpo?

A lo largo de los años ha habido varias explicaciones. La respuesta generalmente aceptada es que la endometriosis se transmite por flujo menstrual retrógrado. Esto significa que al menos una parte del flujo menstrual retrocede, sube por las trompas de Falopio y sale hacia el tejido que rodea los ovarios, en lugar de bajar y salir por el útero. Se desconoce por qué sucedería esto; sin embargo, se cree ampliamente que la predisposición a la endometriosis es hereditaria. Entonces, si su madre o su abuela la tuvieron, es posible que usted también la padezca.

¿Qué sucede si no se trata?

La endometriosis actúa como un pegamento, lo que hace que las estructuras pélvicas se adhieran entre sí. Hay diferentes cursos que la endometriosis podría tomar si no se trata. La infertilidad y el dolor se encuentran entre los primeros síntomas. Con el tiempo, la enfermedad puede hacer que los uréteres (los conductos que llevan la orina desde los riñones a la vejiga) se cierren, lo que posiblemente termine en insuficiencia renal. Por eso es importante diagnosticar y tratar la endometriosis lo antes posible.

¿Cuáles son los primeros síntomas?

El dolor suele ser un síntoma temprano, pero no siempre existe una correlación entre el dolor abdominal y el grado de endometriosis. Algunas mujeres con la endometriosis más grave no presentan síntomas, mientras que otras con una endometriosis mínima tienen un dolor debilitante. Otros síntomas incluyen relaciones sexuales dolorosas, sangrado menstrual abundante, sangrado entre períodos, fatiga, problemas gastrointestinales y dolor lumbar.

¿Puede tener un embarazo y un parto saludables con esta afección?

El embarazo puede ocurrir con esta afección. A veces, la cirugía y los medicamentos anti-hormonales pueden ayudar con el embarazo. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles