• Visitar al veterinario durante la primavera o al inicio del verano es una obligación, para cumplir con el chequeo anual de nuestras mascotas. Si no es posible, conviene buscar la manera más segura de controlar los parásitos y principalmente las pulgas que les molestan.

• Las mascotas necesitan suficiente agua fresca y limpia porque se deshidratan rápidamente. Asegúrese de que su mascota tiene un lugar con sombra y no los exponga por muchas horas en el sol.

• Durante los días calurosos las mascotas no pueden hacer demasiado ejercicio, por lo tanto debemos asegurarnos de que tengan el suficiente descanso y líquido para beber.

• Una recomendación importante en esta época es la de nunca dejar a sus mascotas en los vehículos estacionados, aunque las ventanas estén abiertas. El calor en los autos se vuelve extremadamente fuerte y puede ser fatal para los animales en un corto tiempo.

• No deje a sus mascotas desatendidas cerca de la piscina. Algunos perros no son buenos nadadores, y si los ha dejado nadar en la piscina, hay que darles una ducha para quitar el cloro y la sal de su piel. También hay que evitar que los animales beban el agua de las albercas porque los químicos pueden producirles problemas estomacales.

     Finalmente, hay que estar alertas a los signos que pueden presentar las mascotas cuando el calor excesivo los ha enfermado. Algunas señales como fatiga, letargo, respiración rápida, vómito y alta temperatura en el cuerpo, son signos de que los animales necesitan una pronta atención médica.

 

 

 

 

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes