Las autoridades trabajan para erradicar la propagación de un virus letal que afecta a las aves de corral y piden la ayuda de la gente

Atención a las personas que tienen aves de corral y que viven en los condados de Los Ángeles, Riverside y San Bernardino: El Departamento de Alimentos y Agricultura de California (CDFA) anunció una cuarentena que abarca estas tres regiones, con el fin de prohibir el traslado de estas aves mientras se continúa trabajando en la erradicación del virus de Newcastle (VND), una enfermedad que afecta las vías respiratorias de las aves y que casi siempre es mortal.

“Lamentablemente, las aves infectadas no tienen remedio y hay que sacrificarlas; de lo contrario morirán de todas formas y podrían propagar el virus a otras aves sanas”, dijo el Dr. Ricardo Gaitán, veterinario del Departamento de Alimentos y Agricultura de los Estados Unidos. “El objetivo principal de este llamado es evitar el movimiento o traslado de aves infectadas”, añadió.

El Dr. Gaitán explicó que ante cualquier señal de enfermedad de sus aves, las personas tienen que ponerse en contacto con las autoridades de salud para que revisen a sus animales. Los síntomas que el experto dice que hay que detectar incluyen: aparición excesiva de moco, problemas para respirar, aislamiento y desorientación, entre otros. “Desafortunadamente, cuando una ave se infecta muere en uno o dos días y si llega a pasar este lapso, presenta otros problemas; por ejemplo, se tambalean, se les tuerce el pescuezo y se las caen las plumas. Sufren mucho, por eso lo mejor es sacrificarlas por muy duro que esto sea para los animales y para sus dueños”, señaló el veterinario.

Mapa de las zonas en cuarentena 

Gaitán indicó que si bien la enfermedad puede afectar a todas las aves, algunas son más susceptibles que otras. En este caso los pollos, gallos y gallinas son los más vulnerables, mientras que las aves acuáticas como los patos y los gansos, son más resistentes. “Las personas no corren riesgo de contraer la enfermedad, pero si tienen contacto directo con las aves infectadas y se llevan las manos a los ojos, les puede dar conjuntitivis, una molesta condición que se quita con el paso de los días”, señaló el veterinario.

El galeno pide a las personas que si tienen aves de corral y viven en las áreas de la cuarentena, se pongan en contacto con las autoridades de salud para reportar animales enfermos. Los especialistas acudirán dentro de las siguientes 24 horas para analizar la situación. “El riesgo es que mucha gente no haga caso”, dijo Gaitán. “Hay personas que para que no les sacrifiquen a sus aves se las llevan a otro lugar, llevándose también el virus de alguna ave infectada”, agregó.

Si su ave (pollo, gallina, pichón, guajolote, etc.) sufre de síntomas que pudieran estar relacionados al virus de Newcastle, favor de llamar al 1-866-922-2473 o enviar un correo electrónico a: [email protected].

Cabe señalar que hasta el momento se han tenido que sacrificar más de un millón de aves en los condados de Los Ángeles, Riverside, San Bernardino y Ventura. Es necesario ponerle un alto a este peligroso virus. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes