Camarillo, principal ciudad del Condado de Ventura, ha registrado el año recién terminado como el más seco desde 1948

Parece que lo del cambio climático o calentamiento global –cada uno que lo llame como quiera– va en serio. Al menos eso se aprecia si atendemos a las ‘tristes’ 2,97 pulgadas de lluvia registradas en el 2013 en la ciudad de Camarillo.

“Hay récords que apestan”. Así de explícito fue Bill Patzert, climatólogo de la NASA en Pasadena (Los Angeles). Y es que no se trata de un hecho aislado puesto que fue en el 2007 cuando el registro fue de tan solo 3,44 pulgadas.

Lamentablemente, y aunque tan solo Camarillo está rompiendo records históricos, son varias las ciudades del Condado de Ventura que están en alerta por la sequía. Y es que incluso esto ha llegado a Los Angeles, donde el área del Downtown tuvo su calendario más seco en los últimos 130 años

Y como siempre en estos casos, la vegetación y los agricultores son los principales afectados por esta sequía. Dejando de lado los incendios, esta sucesión de bajos registros de lluvias están provocando importantes efectos en granjeros y agricultores de la zona, para los que las pesimistas predicciones de los próximos años les están haciendo replantearse su futuro en el sector.

“Estamos en una situación horrible, y la falta de lluvia tan solo la hace peor”, declaró Bill Nash, portavoz del departamento, cuando salió a la luz un reporte que indicaba que la vegetación se estaba secando mucho más rápido de lo normal, favoreciendo la aparición de incendios.

Sin embargo, Patzert reconoció que se esperan lluvias este invierno, pero no las suficientes para superar este déficit que se ha alcanzado a lo largo de 2013, aunque, como declaraba “mantengo mis dedos cruzados en mi espalda deseando estar equivocado”. EC

Compartir

Más artículos de interes