Dos estudiantes de origen hispano ganaron el concurso “Cocinando el Cambio” luego de superar a participantes de otras escuelas del Distrito de Los Angeles

José F. Sánchez. Los Angeles | 7 de febrero de 2014

Una guerra de cocina en el buen sentido de la palabra. Además de los ricos aromas que despedían los alimentos en plena etapa de preparación, se respiraba una emoción creciente por los nervios del tiempo y de que los menús fueran aprobados por un panel de jueces.

Hablamos del concurso “Cocinando el Cambio”, un proyecto que celebró su segundo año de vida. En esta ocasión participaron nueve escuelas preparatorias del Distrito Unificado de Los Angeles. La batalla se llevó cabo en la cafetería del L.A. Trade Technical College el pasado jueves 30 de enero.

“El motivo principal de este evento es concientizar a los estudiantes a tomar buenas decisiones en cuanto a comer se refiere”, dijo Javier Gutiérrez, Supervisor del Departamento de Servicios Alimenticios del LAUSD, quien señaló que “el platillo ganador se va a incluir en el menú escolar del año entrante en este distrito y hay posibilidades de que si ganan en el concurso nacional, se sirva en la Cámara de Representantes de Estados Unidos”.

Los equipos participantes estuvieron conformados por dos o tres elementos, la mayoría de origen hispano, quienes apoyados por sus maestros se esforzaron para satisfacer el paladar de los jueces. “Puedo ayudar a que los niños coman alimentos saludables para que no tengan problemas de salud, como la diabetes. Eso fue lo que me ayudó a meterme en este programa: ayudar a otros”, confesó Rubén Trejo, del equipo de la escuela Santee Education Complex, quien dijo ser de El Salvador con apenas cinco años en este país.

“La mayor motivación de ellos son sus propias necesidades. Uno de nuestros estudiantes no tiene siquiera una casa donde vivir. Pero además lo hacen porque tienen la oportunidad de que están haciendo algo por la gente”, explicó Lizbeth Caiaffa, chef e instructora en la escuela Santee.

Pero al final hubo un solo equipo ganador, la escuela Manual Arts High School, que con su menú de pizza de pollo con BBQ, crema de frijoles y ensalada de frutas tropicales, llevará su platillo a Washington D.C. para disputar la final el próximo 9 de junio. El nombre de las flamantes cocineras son Jenifer Méndez y Kimberly K. Sánchez. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes