Medidas simples que son de gran ayuda
• Apague las luces innecesarias:
Créalo o no, la mayoría deja luces innecesarias encendidas por toda la casa. Eso es prejudicial, tanto para el medioambiente como para el bolsillo. Apague las luces de las habitaciones que no utilice, e instale una bombilla de luz tenue en los sitios exteriores que necesita dejar iluminados por la noche.

• Deshágase adecuadamente de los productos de uso en el hogar: Los solventes, pesticidas y pinturas pueden perjudicar el aire debido a su composición química. Cada vez que vaya a deshacerse de esos productos, hágalo en cumplimiento de las leyes locales. Además, cuando los almacene, asegúrese de que están cerrados en envases herméticos.

• Llame al técnico: Los aparatos de aire acondicionado y refrigeración con salidas al exterior pueden enviar gases dañinos al aire. Haga que un técnico los examine al menos una vez al año.?Usted también puede hacer algo al respecto. Por ejemplo, revise los filtros de los acondicionadores de aire en su hogar. Un filtro sucio hará que el aparato trabaje más para refrigerar una habitación, haciendo que tenga que encenderlo y apagarlo, incrementando su consumo de energía.

• Sea más tolerante cuando hace calor: Encender el acondicionador de aire no mejora la calidad del aire. A menos que la temperatura lo exija, evite encender el acondicionador abriendo algunas ventanas.

• Recicle: Actualmente, hay muchos hogares que no reciclan. Durante la producción de artículos como plásticos, botellas de vidrio, cartón y latas de aluminio, se producen emisiones dañinas que escapan a la atmósfera. Al reciclarlos, se producirán menos productos de este tipo, lo cual disminuirá los daños hechos al aire.

• Transporte compartido: Con los precios crecientes del combustible, el transporte colectivo para ir al trabajo es una opción atractiva. No sólo ayudará a su bolsillo, sino que disminuirá sustancialmente la cantidad de emisiones dañinas que se envían diariamente a la atmósfera. Si va al trabajo con otras tres personas que viajaban en sus automóviles propios, habrá reducido las emisiones que producían los cuatro en un 75 por ciento.

• Cuide su vehículo: Hay varios factores que ejercen un impacto en la eficiencia de consumo de combustible en su coche. La falta de aire en los neumáticos; el filtro de aire sucio, e incluso sus hábitos de conducción pudieran tener un impacto negativo en el automóvil. La aceleración rápida quema más combustible, al igual que detener y volver a poner en marcha el vehículo. Tener su vehículo en buenas condiciones será benéfico para usted y para el medio ambiente.

Para tener más información acerca de cómo reducir la contaminación del aire, visite el sitio Web de la Agencia de Protección del Medioambiente (Environmental Protection Agency) www.epa.gov/espanol

Información cortesía de Contexto Latino

SHARE

Más artículos de interes