La motivadora María Marín habla de su nuevo libro en el que aconseja a las mujeres cómo encontrar pareja

José F. Sánchez. Los Angeles | 26 de abril de 2013

“Si soy tan buena, ¿por qué estoy soltera?”. Esa es la pregunta que se hacen muchas mujeres que están en busca del amor, pero también es el título del nuevo libro de la motivadora María Marín (www.mariamarin.com), uno con el que busca, como ella dice, abrirle los ojos a la mujer para evitar los 7 errores más comunes que comete en el amor.

María, ¿no cree que 7 errores son pocos?
La gente me dice lo mismo. No, son muchos más, pero yo tenía que acabar mi libro (risas). Pero también incluye una recopilación de veinte errores más, resumidos brevemente.

¿Puede mencionar al menos dos de ellos?
Uno es dar demasiado. Muchas mujeres se dan cuenta que en su comportamiento dieron demasiado. Hay que dar poquito y despacito. Segundo, no conocemos lo que un hombre realmente quiere. En el libro hablo de las cinco necesidades básicas que tiene todo hombre, y si tú como mujer puedes satisfacer esas necesidades, te lo echa al bolsillo, no te deja y siempre estará enamorado de ti.

¿Se han vuelto más exigentes las mujeres?
Todo lo contrario. Hemos cometido el error de que al ser más independientes, alardeamos de ello. Ellas creen que el hombre se va a sentir atraído por este hecho, pero no se dan cuenta que ellos no quieren oír que tú no necesitas a nadie. La verdad es que cuando estamos buscando amor queremos a alguien que nos enamore, que nos valore, que nos diga ‘te amo’, ‘admiro tus logros’, no tiene que tener una gran profesión en la que gane millones.

¿El amor es un negocio?
No. No hay que comprar el amor, pero sí hay que negociar en el amor. La negociación es un juego psicológico, es un arte de convencer a otra persona de lo que quieres.

¿Qué mensaje le deja a las mujeres?
El principal error en el amor es la falta de amor propio. Hasta que una mujer no se quiera, no se valores y no se respete, no va a encontrar a la pareja ideal. Eso las ayuda a sentirse más seguras y eleva su autoestima. Termino con una frase de moda: “Dime tu nivel de autoestima y te diré quién te pretende”. EC

Más artículos de interes