Su programa batió rápidamente récords de audiencia. A la televisión le siguió la radio, columnas en periódicos y la publicación de 13 libros. Así fue como su presencia se convirtió en referencia de los hogares mexicanos en las décadas de los 70, 80 y 90.

“Lo que yo he logrado es hacer que la nutrición sea algo práctico, y sobre todo he enseñado a la gente a descubrir que de nuestra cocina sale la salud o la enfermedad”, comenta Chepina.

Pero esta comunicadora no solo ha sido pionera en promover la salud a través de la buena cocina, sino que ha sido una fuerte impulsora del turismo gastronómico en México. Por ello se siente orgullosa de que este año la cocina mexicana haya sido aceptada por la UNESCO como patrimonio de la humanidad.

“La cocina mexicana está atravesando un auge bárbaro a todos los niveles. En México tenemos restaurantes maravillosos como La Fonda San Angel, El Cardenal, El Bajío o El Tajín y aquí en Los Angeles, La Casita Mexicana es uno de mis favoritos”, dice Chepina. “Es un momento importante también para la cocina de fusión. Sin duda, en la cocina es donde se da la globalización sin que nadie pierda”.

En la actualidad, Chepina sigue aumentando su ya larga lista de premios con el que acaba de recibir por parte de la Federación de Clubes Jalicienses del Sur de California, y está encantada de tener un nuevo programa a partir del 6 de septiembre en el Canal Utilísima de Fox Networks. “La verdad es que no le puedo pedir más a la vida. Me siento una mujer privilegiada de principio a fin”.

SHARE

Más artículos de interes