En 1973 empezó a trabajar como dependiente en una oficina de Correos (United States Postal Service, USPS) de la ciudad de Los Angeles. Es aquí cuando Iñiguez se dio cuenta de todas las oportunidades que la Oficina Postal daba y aprovechó cada una de ellas para ir ascendiendo. La teoría de este hombre exitoso es que debemos estar al tanto de todas las salidas profesionales que surgen en nuestro camino, analizarlas y tomar provecho para triunfar profesionalmente. Así, en Los Angeles Bulk Mail Center ha tenido las posiciones de Supervisor y Superintendente de Inspección, Director de Logística y Director de Procesamiento del Correo. Más tarde obtuvo los puestos de Manager de Planta de Van Nuys y Director de Operaciones de la ciudad de San José. Su empeño y dedicación al trabajo hicieron que sus superiores siguieran ofreciéndole nuevas oportunidades, como por ejemplo Manager de Distrito de Servicio al Cliente y Ventas del Distrito de Santa Ana y Manager de Planta en Miami, Florida.

En 1998 llegó uno de sus grandes logros profesionales cuando lo ascienden a Manager de Distrito de Servicio al Cliente y Ventas en Los Angeles. Sin embargo, Iñiguez no tardaría mucho en volver a sobresalir y en el 2001 es nombrado Vicepresidente del Area de Operaciones de la zona del Pacífico. En esta posición Iñiguez tiene bajo su cargo a nada más y nada menos que a 110,000 empleados que procesan y envían 118 millones de piezas cada día. También él es el encargado de administrar un presupuesto anual de más de $6.7 billones. Iñiguez piensa que lo más difícil de su trabajo es destacarse de la competencia y ofrecer un servicio óptimo para asegurarse de que los ciudadanos siguen acudiendo y depositando su confianza en la Oficina Postal de Correos.

Al Iñiguez sabe de la importancia de la comunidad latina en Los Estados Unidos. La cifra de hispanos en este país aumenta cada año. Es por ello que Correos inició hace tiempo un servicio de envío de dinero llamado Dinero Seguro, que asegura la llegada de sus ahorros a su familia en el extranjero.

Iñiguez aún domina el español. Lo practica con su mujer, sus dos hijas y en el trabajo. También le gusta mantener las costumbres latinas y le encanta celebrar las fiestas hispanas en familia. Cuando le preguntamos a Al Iñiguez por su pasatiempo favorito, este hombre tan ocupado nos cuenta que su familia es su adoración y con la que le gusta pasar sus ratos libres.

El sueño de Al Iñiguez es llevar al Servicio Postal de los Estados Unidos (United States Postal Service, USPS) a unos niveles máximos de eficacia y rapidez.

Para más información sobre los servicios de United States Postal Service, USPS acuda a www.usps.com.

SHARE

Más artículos de interes