Pablo Scarpellini. Los Angeles | 26 de octubre de 2012

Armando de la Torre parece haber dado con la fórmula precisa y solo tiene 25 años. Su restaurante de tacos en el Este de Los Angeles, Guisados, tiene el sabor de una marca que con un poco de saber hacer y la dosis adecuada de suerte puede llegar a alcanzar las máximas cotas del éxito.

Es una sensación que se respira a lo lejos, con solo ver el logo de un local diferente, en plena esquina de la Cesar Chávez Jr. y la St. Louis, en el corazón Boyle Heights, un lugar que debería ser referencia para encontrar la mejor comida mexicana de la ciudad y que ahora podría haber descubierto una nueva joya.

De momento, la voz se ha estado corriendo y dentro no hay solo oriundos de la zona, sino gente diversa de barrios como SilverLake y el ‘downtown’, de todo un poco.

Una vez dentro, es imposible no toparse con los tres pizarrones que el mismo Armando se encargó de concebir, con un menú sencillo en apariencia pero con fuerza, tradición y mezcla, comida con raíces. La elección no es fácil: el taco de bistec en salsa roja, el de tinga de pollo o el de cochinita pibil, guisados, como su propio nombre indica, pero sobre un taco”.

Arrancaron en 2010 con la idea y el 3 de diciembre echaron a andar, sin fiesta de inauguración ni nada. “El primer mes fue muy duro porque la Navidad no suele ser muy buena para el negocio. Recuerdo a mi padre regalando tacos en la calle hasta que los clientes se empezaron a enganchar”, dijo De la Torre.

Después llegó una crítica de un periodista del Los Angeles Times “y desde entonces las cosas no han vuelto a ser las mismas”, cuenta el propietario, quien añade que la gente comenzó a llenar hasta arriba el local.

Por eso el plan pasa ahora por abrir dos restaurantes más en los próximos meses, uno en Silverlake y otro cerca de donde vive, en dowtown, para abastecer la demanda de un taco diferente, original. De la Torre, que junto a su padre planea construir un negocio sólido, tiene los pies en el suelo, pero con ese brillo en los ojos del que sabe que puede llegar muy lejos. EC

Compartir

Más artículos de interes