Responsabilidad

A Carlos siempre le gustó la tierra, por eso decidió estudiar ingeniería agrónoma, sin sospechar que al término de sus estudios su padre le propusiera administrar el negocio. Fue entrenado por su propio padre para llevar las riendas de la empresa y aunque nunca estuvo ajeno al negocio, ahora el reto era mucho mayor. Carlos supo llevar adelante la empresa de tal manera que en 1988 tuvo el orgullo de anunciar el nacimiento de un nuevo nombre en la familia. Era precisamente “El Tesoro De Don Felipe”, un tequila tipo exportación que significó el surgimiento de la empresa a nivel internacional y el comienzo de una nueva historia.

Comunidad

Para la comunidad de Arandas la destilera La Alteña y el tequila “El Tesoro de Don Felipe” significan una fuente de trabajo y desarrollo. Las labores sociales, ecológicas y educativas son una prioridad importante para esta empresa.

Este año en el que celebra su 70 aniversario está lanzando la versión especial “El Tesoro de Don Felipe 70 Aniversario” con 7 años de añejamiento. Como parte de la celebración en este mes de julio se lleva a cabo una subasta gigante cuyos fondos irán destinados a una escuela de educación especial, los hogares de ancianos, una casa-hogar de refugio, la construcción de un templo y una parte irá a una institución de desarrollo integral para la familia.

Carlos Camarena piensa que todo inmigrante viene a este país en busca de las oportunidades que no encuentra en el suyo. Para él personalmente y para su empresa, los Estados Unidos representan su principal mercado. Además del propósito comercial Carlos quiere “ dar a conocer que somos una cultura con valores; que somos capaces de hacer cosas de excelente calidad; y que la imagen que teníamos los latinos está cambiando grandemente,” aseguró Carlos.

“Mis planes son seguir trabajando, hacer las cosas cada vez mejor ante los ojos de todos y dejar mi mejor legado a mis hijos: buenos valores.”

SHARE

Más artículos de interes