Al faltarle el soporte económico dejó de estudiar y se enlistó en la Escuela Naval de Veracruz, la cual abandona por su carácter rebelde. A través de un amigo americano vino a California y tras el divorcio de los padres de su amigo y una ruptura sentimental, Eduardo decidió trabajar duro y estudiar inglés. Por el día trabajó como albañil e iba a la escuela por la noche. Más tarde trabajó en una fábrica de comida en donde llegó a ser supervisor. Tras ahorrar el dinero suficiente para estudiar Administración de Negocios dejó el empleo en la fábrica para dedicarse a la Universidad. En aquel tiempo Eduardo encontró una cartera con $1,750 y una tarjeta de crédito y decidió llamar a la persona a cuyo nombre estaba la tarjeta. Se trataba de un alto ejecutivo de una compañía de seguros que se quedó impresionado con la honestidad de Eduardo y le ofreció empleo.

En junio de 2001, apenas con 26 años, Eduardo abrió su propia oficina de seguros llamada Westwing Insurance. Un año más tarde fue elegido director del Latin American Agents Association. Recientemente ha sido nombrado Hombre de Negocios del Año por The Wal l Street Journal. Un latino destacado que aún promete tener más éxito.

Compartir

Más artículos de interes