Otra gran influencia en su vida fue el movimiento chicano que surgió en Los Angeles en la década de los 50 y 60, cuando salieron a la luz líderes y activistas sociales en la comunidad latina. Durante la misma época estudió en East Los Angeles College y más tarde en Cal State L.A., áreas con una gran historia latina-chicana y con necesidades de desarrollo. En la universidad consiguió una titulación para convertirse en maestro, pero su pasión por asistir a grupos sociales desfavorecidos venció a su vocación como educador.

En 1965 comenzó a idear la fundación de una organización que se encargase de los adolescentes que abandonaban las clases de high school. En 1967 se hizo oficial el nombre de esta asociación: Maravilla Foundation, una organización no lucrativa diseñada para mejorar la calidad de vida de las familias de bajos recursos del Este de Los Angeles y en concreto para sacar de las calles a los jóvenes en riesgo de ser reclutados por las “gang”.

En estos tiempos David reivindicaba al sistema cambios como una mejor vivienda, buenas condiciones de trabajo y oportunidad de acceder a una educación de calidad, entre otros. Lizárraga recuerda sus conversaciones en aquella época con Esteban Torres, fundador de The East Los Angeles Community Union (TELACU), en las que el fallecido activista le increpaba “Ya sabes en lo que no estás de acuerdo con el sistema. Ahora dime cómo puedes abrir las puertas de instituciones que puedan ayudarte a cumplir tus objetivos”. De esta manera David optó por firmar “un alto al fuego” y analizar cómo tomar ventaja de las instituciones establecidas.

Con esta filosofía comenzó a trabajar en 1973 en TELACU, una organización no lucrativa que ofrece préstamos y otras ayudas a empresarios, familias y estudiantes latinos. Ahora era una mentalidad de hombre de negocio la que regía su labor. Así, en todos estos años ha convertido a TELACU en un organismo con cientos de millones de dólares invertidos en el desarrollo de la comunidad y en programas sociales.

David C. Lizárraga aconseja a los latinos que se instruyan, pues la educación les abrirá muchas puertas. Además, es importante que se establezcan objetivos y tomen ventaja de las oportunidades que ofrece este país.

Para más información sobre TELACU visita https://www.telacu.com ó llama al (323) 721-1655.

SHARE

Más artículos de interes