Mientras la cancelación del DACA sigue congelada, los dreamers pueden seguir renovando su permiso

Hasta el momento, dos órdenes federales emitidas el 9 de enero y el 13 de febrero de 2018 han mantenido vivo el programa de Acción Diferida que beneficia a alrededor de 700,000 “dreamers”, luego de que la fecha de expiración del mismo se cumpliera el pasado 5 de marzo. De este modo, el Departamento de Seguridad Nacional (USCIS, por sus siglas en inglés) continúa aceptando solicitudes de renovación del DACA. “La decisión de la corte son buenas noticias, pero solo el Congreso puede proveer una proteccion permanente que nuestros dreamers necesitan y merecen”, dijo al respecto Nancy Pelosi, líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes.

Aunque todavía no se ha presentado una solución permanente para sustituir el DACA de parte del Congreso, los miles de soñadores se aferran a la esperanza de que más pronto que tarde, los legisladores de ambas bancadas se pongan de acuerdo para regularizar su estatus legal en este país de una vez por todas.

Muchos jóvenes beneficiarios de el DACA que han podido estudiar y trabajar gracias a este programa han manifestado cierto estado de incertidumbre ante lo que podría pasar si llegaran a perder esta protección.

Los “dreamers” no están solos en esta lucha. El apoyo de la mayoría está de su lado. Así lo indica una encuesta publicada en diciembre pasado que llevó a cabo NBC News y The Wall Street Journal. Los resultados revelaron que el 62 por ciento de los encuestados querían que el Congreso continuara con el DACA, mientras que el 19 por ciento dijo que el Congreso no debería tomar ninguna medida y dejar que termine.

Otro paso favorable para los beneficiarios de DACA se acaba de dar en el estado de Indiana, donde se presentó un proyecto de ley para que los “dreamers” puedan obtener licencias profesionales. Falta ver si obtiene los votos necesarios en ambas cámaras, aunque parece que cuenta con grandes posibilidades de aceptación. ¿Cuál es el motivo de este proyecto? Pues que el estado quiere mantener a los graduados con DACA para que trabajen y ejerzan sus carreras profesionales allí.

“Esta será una excelente adición de aquellos estudiantes que están terminando la escuela y que obtengan una licencia, algo que los motivará a quedarse a trabajar aquí en Indiana”, dijo el representante Robert Morris. Parece que en ese estado apuestan por el futuro favorable de los “dreamers”. Es una buena señal para mantener viva la esperanza. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes