Las autoridades de salud investigan algunos casos de coágulos de sangre en personas que han recibido la vacuna de Johnson & Johnson

Hasta el momento se han reportado seis casos de un tipo raro de coágulos de sangre o trombosis en personas, todas mujeres de entre 18 y 48 años, que recibieron la vacuna de Johnson & Johnson en los Estados Unidos. Los síntomas de dicha condición se presentaron de 6 a 13 días después de recibir la vacuna.

Es una cifra menor comparada con las más de 6 millones de dosis de la vacuna Janssen que han sido administradas hasta la fecha, pero las autoridades de salud (CDC y FDA) ya iniciaron las investigaciones para revisar a fondo esos casos.

La FDA recomendó hacer una pausa en el uso de esta vacuna como medida de precaución

Hasta que este proceso termine, la FDA recomendó hacer una pausa en el uso de esta vacuna como medida de precaución. Esto es importante, en parte, para garantizar que la comunidad de proveedores de atención médica esté al tanto de la posibilidad de que se produzcan estos eventos adversos y pueda planear su reconocimiento y manejo adecuados debido al tratamiento único requerido con este tipo de coágulo sanguíneo.

Los eventos adversos por la aplicación de las vacunas contra el COVID parecen ser extremadamente raros. Las autoridades sanitarias indican que la seguridad de la vacuna es una prioridad máxima para el gobierno federal, y que toman muy en serio todos los reportes de problemas de salud después de la vacunación contra el COVID-19. 

Las personas que hayan recibido la vacuna de J&J y que presenten dolor de cabeza intenso, dolor abdominal, dolor en una pierna o dificultad para respirar dentro de las tres semanas posteriores a la vacunación deben comunicarse con su proveedor de atención médica. A su vez, los proveedores de atención médica deben notificar los efectos adversos al Sistema de Notificación de Reacciones Adversas a las Vacunas en https://vaers.hhs.gov/reporteventspan.html. EC

Con información de PR Newswire