Con el actor neozelandés Russell Crowe a la cabeza, llega a cartelera una de las historias más impactantes de la biblia, el Diluvio Universal

Los capítulos del 6 al 9 del libro de Génesis en la Biblia, se narra un acontecimiento impactante: la destrucción de la humanidad –por mandato de Dios– mediante el llamado diluvio universal, del cual solo se salvan un hombre justo y su familia, así como parejas de todas las especies animales existentes, quienes a la postre repoblarían la Tierra con sus descendientes.

Ese hombre justo del que habla la Biblia fue Noé, y su historia sirvió de inspiración para que el director neoyorquino Darren Aronofsky la llevara a la pantalla grande con una gran producción de 160 millones de dólares, y que se estrenará el próximo fin de semana con el título de “Noah”.

El papel principal recayó en el actor neozelandés Russell Crowe, secundado por Jennifer Connelly, Emma Watson y Anthony Hopkins, este último representando al abuelo de Noé, el no menos célebre Matusalén.

La producción fue de grandes proporciones, con locaciones que incluyeron áreas de Islandia y Nueva York. Destaca, sobre todo, la construcción del arca, que se realizó siguiendo las medidas y las instrucciones como está relatado en la Biblia. Y es que, de acuerdo a los realizadores, no se trató de un arca para navegar, sino para mantenerse a flote y aguantar el castigo divino.

No queda fuera el lado emocional, el de hacer frente a las adversidades, el de la unidad, el valor y la fuerza; donde un hombre y su familia deben soportar un encierro de cuarenta días y cuarenta noches junto a cientos de animales. A esto añádale los avanzados efectos especiales que se aplicaron para darle realismo a las impactantes escenas del desastre universal.

Todos estos elementos le dan fuerza a esta cinta que pretende impactar también en taquilla, y que llega muy a tiempo antes de una de las festividades más sagradas del cristianismo, como es la Semana Santa. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes