Tras cuatro años de coma inducido, el músico argentino falleció en Buenos Aires, donde millones lloraron su muerte

“De aquel amor de música ligera, nada nos libra, nada nos queda”. Sus versos sonaron ayer con estruendo, entre lágrimas en el continente americano. Lo decía la gente por las calles, desde su Buenos Aires natal, donde se declararon dos días de luto nacional —nada igual sucedía desde que se fue Evita Perón—, hasta Bogotá y las grandes ciudades de Estados Unidos donde también dejó su sello.

Gustavo Cerati terminó por ceder, por desconectarse de la vida tras cuatro años de coma inducido. El fallecimiento del mítico músico argentino, ex líder de la banda Soda Stereo, tuvo lugar en su habitación de la clínica de rehabilitación Alcla, donde permanecía conectado a un respirador artificial mecánico.

El artista había sufrido un accidente cerebrovascular en la madrugada del 16 de mayo de 2010 en Caracas al finalizar allí un concierto. Fue ingresado de urgencia en una clínica de la capital venezolana. Allí le practicaron una intervención quirúrgica, y días después fue trasladado en un avión ambulancia a Buenos Aires.

Los médicos argentinos diagnosticaron que sufría un “daño severo en el hemisferio cerebral izquierdo y el tronco cerebral” y los estudios neurológicos no arrojaron nunca resultados esperanzadores, y finalmente fue trasladado a Alcla. En los cuatro años hubo varias manifestaciones de sus ‘fans’ delante de la clínica para alentar a su ídolo.

También se manifestaron a través de las redes sociales dando el adiós a Gustavo Cerati. Por ejemplo en las páginas de Facebook crearon unos 550 grupos, entre otros “Regalo para Gustavo” y “Fuerza Cerati”, de más de 117.000 seguidores. Además incesantemente le visitaban otros músicos, tales como Shakira, Luis Spinetta, Rubén Albarrán -de Café Tacuba-, Alejandro Sanz, y los integrantes de Maná, entre otros.

Desde el accidente, la popularidad de Cerati no había menguado, con la venta de miles de discos de su último trabajo, “Fuerza Natural”, ni tampoco el reconocimiento a su labor musical, con tres premios Grammy Latino, siete Premios Gardel para su más reciente álbum y el Premio Binacional de las Artes y la Cultura, concedido en forma conjunta por Argentina y Chile. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes