Starbucks, less for your bucks?
¿A qué se debe tanto éxito? Sin duda alguna el sabor de las bebidas que ahí se sirven es singular y ha tratado de ser imitado por muchos. No solamente es el café el que contribuye a su popularidad sino que millones de chavitos de high school, college students, and everything in between, hacen de Starbucks el lugar ideal to hang out, para estudiar o simplemente para chismear. Aunque es adictivo y por más que tratemos no podemos dejar de ir tan seguido, algo que si hay que tomar en cuenta es que los precios son un poco elevados, come on now! ¡¿$5 dólares por un vasito de café?!

Definitivamente no es el lugar ideal para starving artists, broke college students y todos aquellos que nos encontramos en un “budget”, pero aún así no sabemos decir “no” a un Caramel Frap o a un Passion Tea Lemonade.

El que busca encuentra
Por estos rumbos las coffee houses son algo común, y si bien parece que Starbucks forma parte de un 80% de éstas, hay opciones de donde escoger, solamente es cuestión de buscar bien.

De vez en cuando es común que nos de antojo por algo con un poco de cafeína y fue en una de esas búsquedas por un Starbucks que sin querer queriendo mi fiel acompañante y yo nos topamos con Café De Olla en Huntington Park.  Antes de entrar dedujimos que se trataría de uno más de tantos lugares Starbucks-wannabe.

Gladly, you should know that we had to eat our own words.

Cool hang out place 
El lugar es cálido y hogareño, no por nada está repleto de gente de todas las edades, pero principalmente jóvenes between 17 and 20-something. La decoración, aunque es mínima, se enfoca en lo mexicano- con réplicas de pinturas de Diego Rivera, Frida Kahlo, Rufino Tamayo y David Alfaro Siqueiros, entre otros.  También encontrarás una sección que favorablemente simula la sala de una casa, los sillones son súper cómodos y además cuentan con una gran selección de revistas y periódicos en inglés y en español.

Al igual que Starbucks, cuentan con wireless internet, el cual todos los clientes con laptops pueden usar sin costo alguno; por si fuera poco, tienen 3 desktops con acceso al internet- y aunque por lo regular están ocupadas por MySpace-addicts, es una buena alternativa a los ya casi extintos cyber-cafés.

Tasty alternative
En Café de Olla encontrarás la típica selección de café y frappuccinos que otros lugares, así como un sinfín de pastelitos y galletas. Lo que marca la diferencia en cuanto al producto que ahí se maneja es el café de olla, el mismo que le da el nombre al establecimiento. 
Para aquellos que no lo saben o por alguna razón no han probado típico home-made café de olla, es café de grano hecho en una olla de barro, otros ingredientes incluyen  canela, azúcar moreno o piloncillo y un poco de anís.  El café de olla que se sirve en este sitio incluye todos los ingredientes mencionados a excepción del anís, pero aún así tiene un sabor inigualable.  Puedes ordenar café de olla calientito, iced, o como frappuccino.  De cualquier forma que decidas tomar tu café te quedarás con ganas de más.  Algo que definitivamente atrae a muchos golosos son los pastelillos que ahí venden ya que vienen directo desde la panadería Portos en Glendale, la cual es conocida por sus yummy treats.     

Lo mejor de todo esto es que los precios son affordable, por lo que el único sentimiento de culpa que es posible llegues a tener es por las calorías de los pastelitos que te comiste.  Así que cuando tengas la tarde libre o estés por Huntington Park no lo pienses dos veces y visita Café de Olla.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes