La clave para atender a las visitas sin dejar de lado una dieta balanceada es estar preparados y tener ciertos alimentos básicos en la despensa de la cocina

Por Sylvia Meléndez, MS, RD, LDN, CPT

Las reuniones con los vecinos y la llegada de visitas a su casa son actividades muy comunes durante la época del verano. Pero todo podría complicarse si no tiene a la mano algo para comer.

Como dietista registrada, mi pasión es ayudar a las personas a mantener una buena alimentación en todo tipo de ocasiones. La clave para atender a las visitas sin dejar de lado los alimentos saludables es estar preparados y tener ciertos alimentos básicos en la despensa de nuestra cocina.

La siguiente es una lista de 10 categorías básicas de alimentos que siempre deberíamos tener en nuestra despensa, de manera que podamos organizar en cualquier momento una fiesta de verano deliciosa pero equilibrada:

1. Galletas saladas, flatbread o pan sin levadura, pan árabe o pita, y tortillas. Prefiera siempre las variedades integrales, pero asegúrese de leer la lista de ingredientes y que el primero sea la harina de trigo entero.

2. Pico de gallo, hummus o puré de garbanzos, guacamole o cualquier pasta o salsa que se pueda untar o comer con las galletas o panes mencionados. ¡Trate de hacerlas en casa!

3. Embutidos y quesos. Puede preparar una bandeja con ellos o usarlos para hacer sándwiches, ensaladas y envueltos o rollos. Elija las opciones con menor contenido de grasa y sodio, y preferiblemente sin nitratos agregados.

4. Nueces y semillas surtidas. Seleccione sus favoritas y prepare con ellas su propia mezcla. Estos alimentos son perfectos para picar ya que calman el apetito gracias a su alto contenido de proteínas y grasas saludables.

5. Frutas secas como arándanos y uvas pasas. Sírvalas solas o agréguelas a la mezcla de nueces para aportar un toque dulce y energía extra.

6. Carnes varias congeladas. Mantener algunas opciones en el congelador como albóndigas de carne y muslos de pollo puede ser oportuno para satisfacer el apetito de sus visitantes.

7. Verduras enlatadas, como maíz tierno y frijoles, remolachas o betabel, tomates cortados en cubitos, champiñones, garbanzos, etc. Los vegetales son un agregado bienvenido en cualquier platillo y brindan vitaminas y minerales adicionales.

8. Frutas frescas. Las uvas heladas, rebanadas de sandía fría o una ensalada de frutas son postres excelentes para esos días en que las temperaturas son altas.

9. Helados. Nunca mejor que el verano para disfrutar de este postre favorito de los niños. Tenga dulces para rociar, jarabe de chocolate y frutas enlatadas y deje que los niños decoren sus helados a su gusto. Si se siente con ganas de crear algo distinto, licúe plátanos congelados con polvo de cacao y los niños no echarán de menos el helado de chocolate.

10. Bebidas surtidas que incluyan botellas de agua, mini latas de refrescos y gaseosas con pocas o sin calorías. Asegúrese de que se mantengan frías en el refrigerador todo el tiempo.

Tener estos alimentos esenciales en la despensa de su cocina hará las visitas más placenteras y memorables, ya que le permitirán preparar rápidamente platillos fáciles para compartir con sus seres queridos. ¡Disfrute y no olvide controlar el tamaño de sus porciones! EC

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes