Luca Verne | Los Angeles | 22 de agosto de 2011

El verano parece la mejor época para presentar una cinta de acción con una heroína a la cabeza, Zoe Saldaña, que lleva todo el peso en una de latinos, tiroteos y sed de venganza. Lleva por título “Colombiana” y verá la luz en Estados Unidos el próximo 26 de agosto.

Además de las secuelas y las tres dimensiones, las latinas venden mucho en Hollywood, y si no que se lo digan a Sofía Vergara, quizá la cabeza de la nueva revolución tras sus varias nominaciones a los Emmys por su trabajo en “Modern Family”, la serie de televisión de Fox.

Saldaña también ha tenido sus momentos de gloria, especialmente después del súper taquillazo de “Avatar”, en la interpretó el papel de Navi en el planeta azul de Pandora. Aunque su rostro como tal no figura en la invención de James Cameron, sí son suyos los gestos y los movimientos de la indígena, que a la postre lleva casi todo el peso de la película junto a Sam Worthington.

Quizá por eso es cabeza de cartel en esta cinta de acción, con sabor francés en la dirección, de la mano de Olivier Megaton, y con el guión de otro viejo conocido de la taquilla internacional, Luc Besson, director de títulos como “El profesional” o “Nikita”. Por eso en el trailer de promoción se menciona el hecho de la película es de los creadores de “El profesional”, aquella redonda cinta de acción de 1992 que marcó para siempre las carreras de una jovencísima Natalie Portman, el temible y versátil Gary Oldman y el galo Jean Reno.

En ésta, mucho más americanizada pese a estar ambientada en parte en Bogotá, la cosa discurre por los mismos derroteros, muchas escenas de acción complejas y otras tantas de Saldaña contra el mundo pese a ser una joven más bien flaca y femenina.

De acuerdo al guión, Cataleya Restrepo hubiera tenido una vida convencional en un barrio humilde de la capital colombiana de no haber sido por la escena que le tocó contemplar con tan sólo 10 años: el asesinato de sus padres. Así, la niña cambia de parecer y crece como una asesina de sangre fría que aprende el oficio de sicario de manos de uno de sus tíos.
Cataleya se las arregla para escapar de los tiros del capo Don Luis, autor de la muerte de sus progenitores, y llegar hasta Chicago, donde opera el delincuente y tiene a su tío para enseñarle a seguir viva.

Durante el día se dedica al sicariato y por la noche pone todo su empeño en su causa personal, eliminar hombres pecaminosos que cree que le pueden conducir a alcanzar al responsable y líder de la organización responsable de la matanza de sus padres.

Saldaña, nacida en Nueva Jersey hace 33 años, creció en el ambiente latino de la ‘Gran Manzana‘, de padre dominicano, Aridio Saldaña, y madre puertorriqueña, Asalia Nazario, por lo que encajaba a la perfección en los requerimientos de Besson y Megaton.

Es el eje central de una película donde comparte cartel con Michael Vartan, otro de origen francés en esta producción con capital europeo, que ha empezado a despuntar en Estados Unidos desde su aparición en la serie Hawthorne del canal TNT.

Lo demás son muchos tiros, sexo con Saldaña como protagonista, obviamente, y una historia que ve Bogotá y el mundo violento colombiano de una manera muy particular que pueda que no resuene del todo bien en el país cafetero. Mucho se ha hablado en América Latina y en Colombia en particular, de la manera distorsionada de entender el continente y la realidad de cada país latino en Hollywood, estereotipando y magnificando los problemas que no forman parte de la realidad cotidiana de los ciudadanos.

Por desgracia para muchos, Colombia vuelve a ser tema recurrente de narcotráfico, violencia e instinto asesino. Mala publicidad para un país con ganas de sacudirse la terrible etiqueta. Pero como se trata de entretenerse y no de meterse en cuestiones políticas, “Colombiana” parece un producto perfecto para pasar el rato y un empujón para la carrera de Saldaña, que puede que con ésta reclame para sí más papeles de acción como los de Angelina Jolie en “Salt” o En “Tomb Raider”. Por algo se empieza. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes