Corrían los años ochenta cuando Ayrton Senna despertó la pasión por el automovilismo de millones de fanáticos de la Fórmula Uno alrededor del mundo. La vida del intrépido piloto brasileño de Fórmula Uno es perpetuada en la pantalla grande y muestra al héroe como un ser real, un virtuoso con coraje, valentía y astucia, dejando en claro que él fue el mejor.

 

Esta cinta que acabe de estrenarse en Estados Unidos, es intensa y magistral, una de las mejores del año. Si le gusta el deporte, es hora de sentir la emoción y la adrenalina que provoca en las venas las carreras de la Fórmula Uno y dejarse llevar por el poder del más grande piloto de todos los tiempos, “Senna”.

 

Este documental no es como otros en donde tradicionalmente se va en busca de sus familiares, amigos, la maestra del tercer grado de primaria, vecinos y de todos los que quieran hablan bien del personaje.  “Senna” es puro Ayrton, y los cientos de horas de material recopilado por el talentoso director Asif Kapadia (“The Warrior”, “Far North”) elevan el momento sin que decaiga la cinta.

 

Y es difícil poner juntos todos esos cientos de clips, ya que lo más importante es saber dónde ponerlos. Para ser precisos, fueron 15,000 horas de material recopilado de noticieros, asociaciones y fanáticos, entre cintas de 35 milímetros, en formato de súper 8, y horas de cortos subidos al sitio de YouTube los que conformaron la cinta de tan solo 100 intensos minutos de duración.

 

Narrado en su propia voz

Otro de los aspectos técnicos a los que el espectador se enfrenta es que no hay narración, como en el Discovery Channel, el Animal Planet o en “The March of the Pinguins”. Tampoco la hay de forma intensa como en “African Cats” estrenada el pasado día de la tierra. Otro documental parecido es “Dust to Glory”, solo que este no se enfoca en un solo corredor, sino que muestra la carrera de Baja 1000. En “Senna” pudiéramos decir que no hay narración, la voz del mismo Senna (obtenida de previas entrevistas) es la que describe los momentos más importantes de su vida, algunas de las personas convivieron con él, así que cuesta un poco adaptarse, pero las emociones que provoca ver al carismático corredor son indescriptibles.
 
La cinta va mas allá de las carreras de autos, también se enfoca en las fuerzas oscuras de la asociación, la política sucia, la corrupción y el favoritismo que se daba en aquel entonces, lo que hacía que otros pilotos fueran los que ganaran e incluso otros tantos arriesgaran la vida.  Porque lo que Ayrton definitivamente logró fue que después que él se redujeran los aparatosos accidentes y que no hubiera más muertos en la Fórmula Uno.

Aunque a uno no le guste el automovilismo y no sea brasileño, aunque no corresponda a la misma generación; como Latinos tenemos que sentirnos orgullosos del que uno de nosotros brillara en lo más alto de la constelación de las estrellas del deporte.

El documental “Senna” fue ganador del premio de la audiencia en el Festival de Sundance y en Los Angeles Film Festival y fue hecho posible gracias al Instituto Ayrton Senna, creado en 1995, que ha educado a más de 12 millones de niños brasileños, que no tenían posibilidades de obtener educación superior.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes