Ralph “El Demoledor” se pone a tono con la tecnología digital en su regreso a la gran pantalla un día antes de Acción de Gracias  

Con el debut de Wreck-It Ralph en el 2012 revivió la moda de las maquinitas con videojuegos. Nostalgia ochentera y noventera que nos hizo recordar cuando uno tenía que ir a la tienda o la farmacia de la esquina a jugar a cambio del depósito de una o dos monedas.

Con la película, Ralph cobró vida para buscar una estrella y dejar de ser una repetición de sí mismo; pero después de seis años de pasar de villano a héroe y de encontrar nuevos amigos, como la simpática y parlanchina Vanellope von Schweetz, el mundo y la tecnología cambiaron incluso para esos personajes animados. Llegó el momento de dejar atrás las maquinitas para lanzarse a la conquista de un mundo más extenso y mucho más complejo: el internet.

La segunda parte de las aventuras de Ralph se empezó a cocinar tan pronto como terminó de producirse su estreno. Poco a poco se fueron acomodando los tiempos y las voces para completar un proyecto que requeriría de más personajes y de una nueva misión para El Demoledor, esta vez acompañado de la pequeña Vanellope, en su busca de un repuesto para el videojuego Sugar Rush.

Repite en la dirección Rich Moore, ahora con Phil Johnston, en esta secuela que se estrena el 21 de noviembre en las salas de los Estados Unidos, un apertivo perfecto para el Día de Acción de Gracias. Entre las cosas nuevas de Ralph Breaks the Internet, sobresale la inmensa cantidad de personajes que allí aparecen, sobre todo los de Disney y Marvel, lo que no sé si terminará por saturar una historia de por sí llena de colores, formas y objetos animados e inanimados. La lista incluye a las clásicas princesas de Disney y a varios de los superhéroes de la creación del recién fallecido Stan Lee, quien tiene en la cinta su acostumbrado cameo. Hasta Sonic the Hedgehog y Mario Bros tienen cabida en esta revoltura de monitos digitales.

Haber hecho posible el regreso del “Demoledor” y haber conseguido la participación de las voces originales de tantísimos personajes, es un punto adicional para ver con los niños esta producción conjunta de Disney y Pixar. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes