La cinta animada Coco, es la segunda más taquillera en la historia del cine en México y esta semana se estrena en EEUU

En Hollywood ya es de sobra conocido que los hispanos son el público más fiel entre las minorías y uno de los grandes motores de la taquilla, de ahí que no sea de extrañar que Pixar y Disney se hayan decantado por una historia dirigida directamente al público latino, Coco, un homenaje a la tradición del Día de Muertos en México.

La trama gira en torno a la historia de un niño de 12 años, de nombre Miguel, que desencadena una serie de eventos extraordinarios relacionados con un antiguo misterio de hace un siglo, lo que desemboca en una reunión familiar muy especial.

Miguel quiere ser músico como su famoso ídolo Ernesto de la Cruz, pero la única que le apoya en su gusto es su bisabuela Coco. Durante un Día de Muertos, Miguel rompe el retrato de su tatarabuela, Mamá Imelda, por accidente y descubre que el esposo de ésta usaba una guitarra igual a la de Ernesto de la Cruz, lo que lo lleva a creer que él y su familia son parientes de De la Cruz.

En la voz de Miguel está Anthony González, acompañado por Gael García Bernal en el papel de Héctor Rivera, y por Benjamin Bratt haciendo de Ernesto de la Cruz. También participan Edward James Olmos y Alfonso Arau, parte de una diáspora hispana que ha ido creciendo de forma exponencial en la industria.

Es un factor que han tenido en cuenta los críticos a la hora de valorar el esfuerzo de Pixar en su nuevo largometraje animado. Eso y la autenticidad de los valores que transmite con veracidad y sin tratar de apropiarse de ellos.

Para The Hollywood Reporter, Coco ha ayudado a revitalizar Pixar, firmando su mejor proyecto desde “Inside Out”, una cinta que se hizo con multitud de premios por su inteligencia y sagacidad.

En México, donde ya lleva 20 días en cartelera, ya ha logrado batir un récord como cinta animada más taquillera de la historia, y lo que le queda. EC 

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes