Midnight Family cuenta la historia de una familia que opera una ambulancia en la vorágine y el drama en Ciudad de México

Una llamada por radio pone en alerta a Fer y sus hijos Juan y Josué. Se necesita una ambulancia con urgencia. Hay un herido de bala. Padre e hijo encienden la sirena y arrancan sin perder tiempo. Esquivan autos y camiones. Apuran a ciclistas y peatones con el altavoz. Es más de medianoche en las calles de la Ciudad de México. Hay que llegar rápido, de eso depende la vida del accidentando… y de que la familia Ochoa se gane el sustento de esa noche.

La escena forma parte del documental Midnight Family, un trabajo del cineasta estadounidense de 26 años Luke Lorentzen que ha sido galardonado en más de 20 festivales de cine alrededor del mundo. Allí nos muestra la forma de ganarse la vida de la familia Ochoa a bordo de una ambulancia de su propiedad. 

En Ciudad de México hay menos de 45 ambulancias del gobierno para servir a 9 millones de habitantes. Para satisfacer la demanda de accidentados, entran en acción las ambulancias privadas, muchas de ellas operadas de forma independiente, como la de la familia Ochoa.

Lorentzen, nacido en Connecticut pero que actualmente vive en San Francisco, sufrió en carne propia los momentos de angustia y desesperación de los Ochoa, donde Juan, de solo 17 años, parece ser el que lleva las riendas del negocio. El director vivió prácticamente a bordo de la camioneta por varios meses para mostranos el ácido y desquiciante ambiente de un sistema de salud corrupto y desafiante. Pero, ¿cómo surgió esta idea?

Fer, Josué y Juan, de izquierda a derecha.

“Estuve viviendo un tiempo en Ciudad de México filmando algunos proyectos, cuando una mañana vi justo enfrente de mi casa a la familia Ochoa junto a su ambulancia. Les pregunté por qué estaban allí y les pedí permiso de ir con ellos. En esa primera semana encontré un mundo increible de una parte del sistema de salud que nadie conocía”, señaló Lorentzen.

El también productor del documental dijo que conoció a la familia en diciembre del 2015 y que empezó a filmar al mes siguiente. “Terminé en enero de 2018, pero sin grabar todos los dias. En total fueron entre 90 y 100 noches, empezando como a las 2 o 3 de la tarde, hasta las 6, 7 u 8 de la mañana. El proceso casi me destruyó”, comentó.

Al final de todo ese tiempo y luego de más de 400 horas de filmación, el resultado final fue de solo 81 minutos. “Es un proceso de elegir trocitos y poco a poco contruir la historia”, señaló. “Me costó meses para llegar a un punto que tiene un balance entre todos los elementos”, añadió.

Midnigth Family se estrenó el 6 de diciembre en Nueva York, y el viernes 13 lo hará en Los Ángeles y San Francisco, antes de hacerlo en enero en salas de 50 o más ciudades en todo el país. EC

Para más información, visite midnightfamilyfilm.com

Anuncios de interés en Los Ángeles