“Saving Mr. Banks” cuenta la historia de la determinación de Walt Disney para llevar los libros de la niñera a la gran pantalla

Luca Verne. Los Angeles | 13 de diciembre de 2013

Recordar a los clásicos es siempre una buena costumbre, y más si la intención es hacer, de paso, buen cine, algo que, de la mano de John Lee Hancock, parecen haber conseguido Tom Hanks y Emma Thompson como primeros espadas de “Saving Mr. Banks”, una cinta que se estrena el 20 de diciembre en Estados Unidos de costa a costa.

Es, además, una de esas fantásticas casualidades, teniendo en cuenta que esta cinta se estrenará coincidiendo con el 50 aniversario de “Mary Poppins”, el largometraje en el que está basada la historia y uno de los mayores éxitos para los estudios de Walt Disney.

Aunque su intención es recorrer la historia de cómo se hizo una película clásica como la protagonizada por Dick Van Dyke y Julie Andrews, esta también ha tenido su historia, una película que para empezar estuvo a punto de no hacerse..

Gracias a esa clasificación, muchos títulos importantes se han salvado del olvido absoluto y “Saving Mr. Banks” fue uno de ellos. Después de estudiarlo con detenimiento, Sean Bailey, presidente de producción de los estudios Walt Disney, decidió que solo su sello debía hacer semejante película puesto que se trataba de la primera vez que un largometraje iba a dar vida a Walt Disney a través de un actor.

Para ello se decantaron por un hombre del talento y la experiencia de Tom Hanks, que aceptó el trabajo a las primeras de cambio. Lo hizo por el hecho de interpretar a alguien “que cambió el mundo tanto como Picasso o Chaplin”, un personaje que decidió estudiar visitando el museo familiar que existe sobre su figura en San Francisco, y hablando con la hija Diane Disney Miller, una apasionada de su padre que fundó el museo y que falleció recientemente a consecuencia de una caída.

No fue tan fácil el proceso con Meryl Streep, la elegida inicialmente para el papel de P.L. Travers, la mujer que escribió la serie de novelas originales sobre “Mary Poppins”. Al final, fue Emma Thompson la que se inclinó por hacerlo, declarando el rol como el más complejo de toda su carrera por el esquema complejo y de contradicción que encontró al estudiar a fondo a la escritora australiana. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes