Con un reparto de lujo, incluidos Demián Bichir, Sofía Vergara y Mel Gibson, el angelino Danny Trejo regresa en su papel de un rudo mercenario

Luca Verne. Los Angeles | 4 de octubre de 2013

Pocos nombres hay en la industria capaces de crear una franquicia de la nada como Robert Rodríguez, de un libreto medio absurdo y con aire a película B que está a punto de estrenar su segunda parte, Machete Kill”.

La primera resultó ser un proyecto de cinta de culto, con un guión muy gore y un desconocido para las masas como Danny Trejo de protagonista.

Como ya hiciera con la primera parte de su creación, Rodríguez se ha vuelto a rodear de un reparto de lujo, con nombres de la talla de Sofía Vergara, Antonio Banderas, Demián Bichir, Zoe Saldaña, Lady Gaga, Mel Gibson, Charlie Sheen y Alexa Vega, por nombrar algunos.

Eso en el capítulo de la novedades, porque el núcleo lo siguen formando Trejo, Michelle Rodríguez, Jessica Alba y Tom Savini. Un despliegue centrado en la figura de un ex agente federal, un mercenario con muchos kilómetros encima que esta vez es contratado por el presidente de Estados Unidos, interpretado por el siempre polémico Sheen.

El protagonista de “Dos hombres y medio”, consciente del estilo burlesco de la película, apunta que su presidente es un tanto peculiar, con una sonrisa irónica, antes de señalar que Rodríguez es “un genio absoluto”.

En el camino de ambos se cruza el personaje interpretado por Gibson, Luther Voz, un traficante de armas al que se tiene que enfrentar Trejo, un personaje perfecto para el protagonista de Arma Letal en su intento de recuperar cierta presencia en la gran pantalla.

Gibson era fundamental puesto que su personaje encarna al malvado que quiere acabar con el mundo con la colaboración de unos cuantos millonarios dispuestos a abandonar el planeta antes de que acaben con él.

La estética y el estilo mantienen un tanto el estilo de la primera, en un tipo de largometraje plagado de exageraciones e hipérboles que parecen un auténtico homenaje al peor cine y que en ocasiones no parece tan solo una cuestión intencional.

Lo bueno para muchos de ellos es que aún queda pendiente la tercera, Machete Kills Again, pendiente de lo que haga la segunda cinta en taquilla pero contando con esa clase de público fiel a Rodríguez que siempre quiere más. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes