“Olympus Has Fallen” está protagonizada por Gerard Butler y Morgan Freeman, una nueva cinta de acción

Luca Verne. Los Angeles | 15 de marzo de 2013

La colección de historias sobre la Casa Blanca y sus presidentes parece no tener fin, como demuestra el hecho de que el próximo 22 de marzo se estrene el próximo episodio sobre el tema, “Olympus Has Fallen”, aunque este largometraje vaya un poco más allá al poner al máximo mandatario de la primera potencia mundial en una situación extrema.

En este caso, el elegido para el papel es un actor ya veterano de 44 años, Aaron Eckhart, un hombre que saltó a la fama por su papel del novio de Julia Roberts en Erin Brokovich.
Eckhart, en el papel del presidente americano, tiene a su lado a un guardaespaldas (Mike Banning) muy especial que encarna el escocés Gerard Butler, el hombre a su cargo en el momento de sufrir un accidente de tráfico en el que fallece la Primera Dama.

El mandatario decide apartarlo de su lado tras la tragedia, culpándole por una mala decisión en ese momento. Sin embargo, vuelven a tener que ver poco después, cuando un ataque coordinado a la Casa Blanca de un terrorista les deja atrapados en el mismo edificio.

Banning pasa a convertirse en la única opción fiable de las autoridades para sacar al presidente de allí, en un thriller de acción muy a la americana y en donde además de los dos protagonistas están Morgan Freeman y Angela Bassett para aumentarle el caché al largometraje.

Es, de acuerdo a Butler, una historia “creíble” y “muy divertida”. Terroristas norcoreanos aparecen con una avión de carga y atacan la Casa Blanca desde dentro. Es una locura, pero te lo crees, y sigues el argumento. Está plagada de acción todo el camino, una cinta de acción tradicional. Es como La jungla de cristal pero en la Casa Blanca”, explica.

Además está el elemento femenino de una actriz como Bassett, directora del servicio secreto, atraída hacia el papel por la adrenalina. “Si agarras una buena historia de acción y la mezclas con pasión y emociones, tiene algo que te engancha”, dice la protagonista de “What’s Love Got to do With It”.

Con todo ese despliegue, la trama presidencial es una de las favoritas para hacer taquilla, una americanada para levantar el espíritu patrio, una vez más. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes