Oradores nacionales e internacionales, música en vivo y reconocidos personajes lo esperan en OneLife LA este sábado 19 de enero 

El Parque Histórico de Los Ángeles será la sede de OneLife LA, un evento multitudinario que se lleva a cabo por quinto año consecutivo y que sirve para celebrar la belleza y la dignidad de cada vida humana, donde varios oradores de renombre se unirán al Arzobispo José H. Gómez.

“OneLife LA reúne a las personas para construir amistades y asociaciones para promover la dignidad humana en nuestra comunidad”, dijo el Arzobispo Gómez. “OneLife LA es más que un evento, es un movimiento y una visión. Celebra la belleza de la vida humana y nos llama a todos a trabajar juntos para servir a los pobres y vulnerables de nuestra comunidad”, agregó. 

El evento comenzará al mediodía con una caminata dirigida por el Arzobispo Gómez desde el lugar de nacimiento de la ciudad en Olvera Street, hasta el nuevo Parque Histórico Estatal de Los Ángeles. Incluirá una lista de voceros internacionales y nacionales que compartirán sus historias personales y de afirmación de la vida. 

“Los últimos cinco años nos han enseñado que la comunidad quiere OneLife LA”, dijo Kathleen Domingo, directora senior de la Oficina de Vida, Justicia y Paz de la Arquidiócesis, que encabeza el evento. “OneLife LA reconoce la dignidad humana de cada persona, nacida y antes de nacer, e invita a las personas a crear una cultura de la vida en cada situación. Es el antídoto para nuestra nación dividida y para la gran necesidad de nuestra comunidad”, añadió.

La oradora principal, Lizzie Velásquez, es una motivadora estadounidense, autora y activista contra el acoso escolar. A pesar de tener una infancia y una adolescencia difíciles debido al acoso constante, Lizzie se convirtió en una mujer emocionalmente fuerte gracias al apoyo incondicional de su familia. Finalmente, se convirtió en una oradora motivacional y una tenaz activista en contra del bullying. EC

Para obtener más información, visite www.onelifela.org/es/

Más artículos de interes