El aburguesamiento
Cierto, el equipo llegó a disputar las dos últimas finales, pero nunca llegó como favorito, sino como un invitado circunstancial. El fútbol que el cuadro de La Noria ha estado practicando los últimos años ha sido bastante irregular, soso, sin garra, sin espíritu, sin alegría. Se quedó como una máquina, pero de vapor, de esas que ya pasaron a la historia. Por eso hoy están por la calle de la amargura, compartiendo los último lugares de la tabla general con los que luchan por no descender. Si esta Máquina no se pone las pilas y funciona como los trenes bala de Japón, podría verse en el precipicio rumbo a la segunda.

No toda la culpa es del técnico, son los jugadores los que están en la cancha, son los que deben sacar la casta al menos para demostrar que están cayendo con la cara al sol; pero a pesar de la situación en que se encuentran, su accionar sigue siendo timorato y sin chispa. Yo lo he dicho más de una vez, a muchos jugadores de primera división se les acaba la picardía que tenían cuando jugaban en equipos del llano o cuando eran más jóvenes. Ahora se les acaban las ideas, no se atreven a realizar jugadas pícaras, a encarar al rival, a ir al frente. El actual Cruz Azul carece totalmente de profundidad en el ataque, se la pasan dando pases laterales totalmente intrascendentes; eso sí, reciben la pelota, se acomodan y hacen la entrega como si fueran divas que no quieren que se las rompa la media, y cuando tienen el arco de frente, sacan cada calcetinazo que para qué le cuento.

El remedio
Los aficionados deben verle el lado positivo a esta desastrosa temporada del cuadro azul, porque cuando se llega hasta el suelo, el camino que sigue es hacia arriba. Se necesitan cambios drásticos a nivel directivo, técnico y plantilla. No quiero decirlo, pero necesitan voces como las del “Vasco” Aguirre o el Chelís, que arengan a sus jugadores sin tanta labia, pero con el corazón en la mano; y los jugadores que se queden o que lleguen, tienen que entender que Cruz Azul es y merece estar en la cima, pitando fuerte y jugando bien, con la mentalidad de que si quieren ser campeones, tienen que ganarle al que se les pare enfrente.

¿Comentarios? Escriba a: [email protected] ó 1 (800) 242-2527.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes