Se acabó la espera. Por fin, luego de casi cuatro meses de inactividad se puso en acción la décimoquinta temporada de la MLS. Toda una eternidad parece que ha pasado desde que el 22 de noviembre del 2009 el Real Salt Lake levantó la Copa tras haber vencido en la tanda de penales al Galaxy de Los Angeles, en la final jugada en el precioso estadio Qwest Field, casa de los Sounders de Seattle.

Pero el arranque de las acciones estuvo mucho tiempo amenazado por el fantasma de la huelga. Al final, y luego de algunos acuerdos en cuanto a salarios y contratos, todo quedó listo para que rodara el balón.

Entre las novedades de esta nueva temporada está la incorporación de un nuevo equipo de expansión, el Union de Filadelfia, que entre sus jugadores más conocidos por la comunidad hispana están Michael Orozco, que viene de jugar con el San Luis de México y el venezolano Alejandro Moreno, campeón con el Columbus hace dos años.

Por otro lado, la competencia operará de una forma más parecida al resto de las ligas del mundo. Ahora, los 16 equipos participantes jugarán todos contra todos, en casa y de visita.

Veremos si en esta ocasión alguno de los equipos angelinos logra levantar la Copa. En cuanto a figuras, el Galaxy se quedó son David Beckham por lesión, y sólo cuentan con el gran referente del equipo, Landon Donovan, quien regresa luego de estar a préstamo con el Everton de Inglaterra. Un punto negativo del cuadro galáctico es que no tiene en sus filas a ningún talento hispano, algo imperdonable para un equipo asentado en la periferia de Los Angeles.

En cuanto a las Chivas gringas es diferente. En su plantilla figuran más de ocho elementos con apellido hispano, entre los que sobresalen Mariano Trujillo, Claudio Suárez, Jorge Flores y el recién adquirido William Osael Romero, de El Salvador

Se siguen haciendo estadios
Otro de los hechos que nos dan una muestra del crecimiento del fútbol soccer en estas tierras son los estadios diseñados especialmente para practicar este deporte. El domingo 21 se inauguró el Red Bulls Arena, un bello complejo estilo europeo con capacidad para 25,000 espectadores y que tuvo un costo de 200 millones de dólares.

Con éste ya son ocho los estadios que se han construido. También están el de Columbus; el de Carson, California; el de Frisco, Texas; la casa del Fire de Chicago; el de Colorado Rapids; el de Toronto y el de los actuales campeones en Utah.

Allí no acaba la cosa, hay varios equipos que están planeando la construcción de sus nidos. Por ejemplo, a mediados de este año Filadelfia espera estrenar el suyo, y para el 2011 los Wizards de Kansas City harán lo propio. Hay otros clubes que ya trabajan en sus respectivos proyectos, igual que dos futuras equipos de expansión: Portland y Vancouver.

Con esto nos damos cuenta de que el fútbol llegó para quedarse y de que la semilla empieza a germinar. Ya era hora.

Dirija sus comentarios a [email protected].

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes