Cambios, rumores, salidas y refuerzos del Guadalajara para alejarse del descenso la próxima temporada

A Chivas le falta un paso para tocar fondo. Tantos cambios en el banquillo del técnico, en la directiva y en el terreno de juego han tenido funestas consecuencias, mismas que tienen al equipo al borde del descenso, algo impensable para un histórico del fútbol mexicano.

Vergara delegó la mayor parte de la responsabilidad del equipo a los hermanos De la Torre, quienes son de mecha corta y de seguro tienen un plan para sacudir a todo el plantel de cara a una temporada que será de salvación o de condenación.

Mientras se desarrolla la fiesta grande llamada liguilla, Chivas espera con ansia la llegada del régimen de transferencias en diciembre, donde esperan concretar la llegada de nuevos refuerzos y darle salid a los que no funcionaron vestidos de rayas.

Entre los posibles condenados al destierro están Angel Reyna, Aldo de Nigris y el “Chatón” Enríquez, además de otros seis o siete jugadores más. Pero a priori parece que Vergara saldrá con números negativos, ya que algunos de los elementos mencionados perdieron gran parte de su valor y los que lleguen, se los venderán a precio de oro.

Los que suenan para llegar al chiverío son muchos y no se sabe si el patrón esté dispuesto a soltar tanta lana para obtener los servicios de gente como Alan Pulido, el “Cubo” Torres, el “Gullit” Peña, Hugo Ayala, Jürgen Damm, Mario Osuna, George Corral y Miguel Herrera Equihua; además de los regresos de Marco Fabián y Miguel Ponce. Cambios en todas las líneas. Parece habrá una limpia total.

Esta sin duda es la crisis más severa que ha sufrido el equipo tapatío y si no se ponen las pilas la siguiente campaña, la cosa se pondrá peor. Pero a expensas de lo que haga el Rebaño, falta ver lo que demuestren Veracruz, Puebla y Leones Negros, quienes tienen que enfrentar a sus propios demonios en esta lucha por no ser el peor del torneo. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes