Pepe Penales. Los Angeles | 5 de diciembre de 2011

 

Neymar lleva meses hablando del Mundial de Clubes de Japón, hasta el punto de que ya parece una obsesión. Quizá sea por aquello de que será su única oportunidad en toda la temporada de verse la cara con un rival europeo y de calidad, después de anunciar que hará el sacrificio —innecesario y absurdo para muchos— de quedarse jugando una liga menor como la brasileña en comparación con la inglesa, la italiana o la española.

 

Pero, pese a la obsesión, ha mantenido la prudencia y la cordura al asegurar que todavía es muy pronto para compararse con un jugador como Messi, dos veces ganador del Balón de Oro e indiscutible monarca del fútbol mundial en estos momentos.

 

La polémica ha llegado por el lado de dos antiguos astros y rivales en ese debate sobre quién fue el mejor en su momento y qué hubiera pasado si se hubieran enfrentado.  

 

“Estoy seguro de que, si el Santos va a la final y jugándose a un partido, va a ser más duro para el Barcelona que para el Santos”, valoró el brasileño. Y es que en su opinión, “el Santos puede vencer, porque es un equipo mejor que el Barça si se comparan individualmente”. Además, dijo que Neymar es, “en este momento, más fuerte que Messi, el mejor del mundo porque le pega bien con la izquierda y la derecha”.

 

Las palabras del astro brasileño provocaron respuesta del considerado mejor jugador de todos los tiempos, Diego Armando Maradona, manteniendo su legendaria enemistad con Pelé. De él dijo que “se ha tomado la pastilla equivocada” tras sus última declaraciones y que Neymar, pese a ser un buen jugador, “jamás será tan bueno como Messi”.

 

Tendrán que hablar en el campo a partir de la semana que viene, siempre y cuando el Barca y el Santos, como todo parece indicar, se meten en la final del día 18 en el Yokohama Satadium de Tokio. Tratará de impedirlo la gran esperanza Mexicana en este torneo, los Rayados de Monterrey, que llegan con De Nigris, Luis Pérez, Neri Cardozo y Humberto Suazo al frente para tratar de deshacer el debate y dar la gran sorpresa. Serían el primer equipo mexicano en disputar una final en Japón y tratar de llevarse el trofeo a casa. Soñar no cuesta nada. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes